Ahora afronta un nuevo arancel en EEUU, mientras en España juegan a raras variedades. La aceituna es la última muestra de lo bien que cuida España sus grandes productos. Ahora deberá afrontar un nuevo arancel en EEUU, que se suma al impuesto en noviembre, mientras nuestro país pasa del tema: prefiere jugar a raras variedades, por ejemplo, las aceitunas al limón. Ojo, porque al final las aceitunas podrían repetir la historia de otros grandes productos españoles… por no darles la importancia y protección que merecen. Hispanidad [email protected]