La compañía vendió recientemente un 40% de sus activos en Guatemala, El Salvador, Nicaragua y Panamá por 381 millones de euros, y su negocio residencial fijo de telefonía y banda ancha en Reino Unido por 208 millones

Lograr reducir la deuda neta de 51.200 millones de euros a 47.000 millones en 2013. Es el gran objetivo de la multinacional española. En ese contexto se sitúa la venta de Telefónica Ireland a la filial irlandesa de Hutchison Whampoa, Three, por 850 millones de euros.

No es la primera operación ni será la última. Con anterioridad, la operadora que preside César Alierta vendió un 40% de sus activos en Guatemala, El Salvador, Nicaragua y Panamá por 381 millones de euros a Corporación Multi Inversiones. Además, a principios de este año, acordó la venta de su negocio residencial fijo de telefonía y banda ancha en Reino Unido a Sky.

El importe de esta operación fue de 208,54 millones de euros, ampliables hasta 23,17 millones en función de cómo se desarrolle el proceso de migración.

Todo por reducir el apalancamiento.

Andrés Velázquez

[email protected]