Todos los lunes, a las 22,30, se emite la aplaudida serie Isabel (TVE-1) que ha logrado una audiencia de 2.887.000 espectadores, según el ranking del semanario "Supertele" del 1 al 7 de noviembre.

Este programa televisivo ha sido adquirido por diversas cadenas de todo el mundo para su emisión. Con la condición expresa de que se debe mejorar la calidad moral, evitando el sexo explícito en los capítulos de la primera temporada.

También la serie ha mantenido su rigor histórico aunque no deja de ser una adaptación para una serie de ficción. La historia está algo novelada buscando el gusto del público actual. 

El último capítulo de Isabel ha mejorado en todos los sentidos: paisajes maravillosos con nieve en las montañas y una música excelente. Tras la entrega de la ciudad y del Reino de Granada, el rey Boabdil, Abú Abdallah Mohamend Ben Alí se retiró al Albayzín. Al fallecer tuvo un entierro majestuoso lleno esplendor y belleza.

El 2 de enero de 1.492, con la entrega de las llaves de la ciudad al Rey Fernando el Católico, se puso fin a la guerra más larga de la Historia de la Humanidad, guerra que duró casi ocho siglos (777 años) y cuya conmemoración supone la celebración más pacifista que se conoce.

También es emocionante contemplar al rey Fernando con su hija recién nacida en brazos (la futura reina de Aragón). En el parto se presentan muchas dificultades y el médico le comunica al rey Fernando que no deberán tener más hijos. Escena llena de emoción y tristeza al mismo tiempo, cuando Fernando le comunica a Isabel la decisión del facultativo.

Al final aparece Cristóbal Colón que descubre un secreto: manipuló la información para lograr el permiso y viajar para descubrir las Américas. Entrañable conversación con la reina Isabel que ratifica su confianza en Cristóbal Colón y le autoriza la organización del viaje.

En una escena existe un diálogo en el que se manifiesta una tácita burla a la Santa Cruzada.

Clemente Ferrer
[email protected]