• Para ser más exactos, por la adquisición de Unnim, aunque FG siempre ha negado que la toma de la entidad catalana conllevara ayudas públicas.
  • Según el presidente del Popular, sólo 5 entidades no han recibido ayudas del erario público.
  • Dos de ellas (Santander y Bankinter) no tenían por qué recibirlas.
  • Y Unicaja no las ha recibido aún, pero lo hará por al absorción de Ceiss.
  • En cualquier caso, Ron cifra en 1.775 millones de euros la aportación del banco al saneamiento del sector.

El Popular es de las pocas entidades que ha participado activamente en la reestructuración del sistema financiero, y lo ha hecho a pleno pulmón, sin ayudas públicas. Para el presidente de la entidad, Ángel Ron (en la imagen junto a FG), sólo cinco entidades gozan de este cartel: Santander, Bankinter, Unicaja, Kutxabank y el propio Popular. Así lo ha declarado durante la Junta General de Accionistas que la entidad ha celebrado este lunes en Madrid.

La primera lectura que surge de esta afirmación es que el BBVA sí ha recibido ayudas, a pesar de que lo negara insistentemente Francisco González durante la presentación de resultados de 2012, hace unos meses. Concretamente, la operación de absorción de Unnim por parte del BBVA contó con unos 3.000 millones de euros de apoyo público.

De esas cinco entidades, Santander y Bankinter es lógico que no hayan recibido ayuda alguna porque no han participado activamente de la reestructuración del sector. Por su parte, la permanencia de Unicaja en este grupo tiene los días contados, ya que en breve cerrará la absorción de Ceiss, operación que incluye ayudas del erario público.

Las únicas que realmente pueden presumir son Popular y Kutxabank. El banco que preside Ron se comió el Pastor, y Kutxabank hizo lo propio con Cajasur. Por cierto, la integración del Pastor marcha mejor de lo previsto, según Ron.

Además de contribuir a la reestructuración del sistema financiero con la adquisición del Pastor, Ron ha cifrado en 1.775 millones de euros la aportación del banco al saneamiento del sector, esto es, a la aportación de la entidad a la SAREB y al Fondo de Garantía de Depósitos.

Pablo Ferrer

[email protected]