• Más de un tercio de los niños (2.826.549 niños) viven en riesgo de pobreza en España.
  • Y la tasa es aún mayor en hijos de familias monoparentales (el 45,2%) e hijos de extranjeros (57%).
  • La tasa de pobreza infantil ha crecido cuatro puntos desde 2010.
  • El porcentaje del PIB destinado al políticas de protección social es del 25,19%, 3,7 puntos por debajo de la media de la UE.
Un estudio de Save The Children presentado este miércoles junto a la campaña 'Y a mí, ¿quién me rescata' ha puesto de manifiesto la ineficacia de los poderes públicos en España contra la pobreza infantil, pues esta creció en 2010 tres puntos hasta el 29,8 por ciento; en 2011 subió hasta el 30,6, es decir, 2,5 millones de niños en riesgo; y un año después llega al 33,8%, afectando a más de 2,8 millones de menores.

La situación se complica en determinados colectivos, según ha explicado en rueda de prensa el director de Save The Children, Alberto Soteres: el 45,2% de los niños de familias monoparentales, el 57% de cuyos padres no tienen la ESO y el 49,2% de los hijos de extranjeros están en esta situación de riesgo de pobreza.

Estos datos convierten a España en el octavo país de la Unión Europea con una mayor tasa de privación entre los menores de edad.

En el 24% de estas familias atendidas por esta ONG, los niños no comen frutas ni verduras a diario, el 42% no puede celebrar cumpleaños ni eventos especiales, el 21% dice que no tienen un lugar adecuado donde hacer los deberes ni juegos en casa y un 20% apunta que sus hijos no han estrenado ninguna de sus prendas de vestir ni tienen más de un par de zapatos. El 47% de los profesionales, además, ha visto como se incrementaban los que carecían de servicio de comedor en el colegio.

"Para nosotros, pobreza es ver familias de clase media abocadas a graves carencias por el desempleo, unos Servicios Sociales que están absolutamente desbordados, ver familias que dependen de ingresos informales y de la familia extensa, ver la creciente desigualdad en la sociedad española y la transmisión intergeneracional de la misma", ha apuntado Soteres.

Frente a esta situación, "la inversión en política social en general y en infancia en particular, está lejos de considerarse como una inversión", explica el informe. El porcentaje del PIB destinado a políticas de protección social es del 25,19%, 3,7 puntos por debajo de la media de la UE. El gasto en políticas de protección a la infancia y las familias es del 1,5% del PIB.

Aunque el Gobierno ha anunciado 17 millones para luchar contra la pobreza infantil, para Save The Children el fondo "es insuficiente", si no va a acompañado de "una política específica" y se contrarresta con "otras reformas o políticas en curso que están mermando los recursos destinados a la infancia o debilitando las economías familiares", según el responsable de la ONG.

Soteres incide en que si bien el riesgo de pobreza en España es estructural "y nunca ha bajado del 20 por ciento", con la crisis se ha puesto en evidencia que "las administraciones han dado un paso atrás recortando recursos (...) Pedimos a las administraciones que vuelvan a recuperar su responsabilidad", ha sentenciado.

Aunque el director de Save The Children reconoce que la ONG "no debería estar pidiendo dinero a los ciudadanos porque la responsabilidad es de las administraciones públicas", en tanto reaccionan han puesto en marcha la campaña 'Y a mí, ¿quién me rescata', a cargo del publicista Jorge Martínez, que ha introducido a los niños en los debates sobre el rescate a la banca en España para instar a la reflexión sobre la parte más débil y más perjudicada en esa tarea.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]