El fabricante canadiense de trenes cierra el segundo año de su plan de reestructuración, que acabará en 2020, con mejor rendimiento económico. En 2017, Bombardier ha reducido sus pérdidas a 443 millones de euros, lo que supone una mejora del 44% respecto a los números rojos del año anterior (786 millones). Además, al fabricante canadiense le va mejor en trenes que en aviones: las ventas de la división de transporte suben un 13%, pero las de aviones de negocios bajan un 14% y las de comerciales un 9%. Bombardier ha cerrado el segundo año de su plan de reestructuración, que acabará en 2020, con mejor rendimiento económico, según ha destacado su presidente y director ejecutivo, Alain Bellemare. El Ebit antes de extraordinarios ha aumentado un 57%, hasta los 538 millones y el Ebitda antes de extraordinarios ha alcanzado los 795 millones ( 24%). Por su parte, las ventas totales del grupo han ascendido a 12.993 millones, ligeramente inferiores (-1%) a las de 2016. Y el rendimiento de los flujos de caja libre ha mejorado, permitiendo cerrar el año con un saldo de caja de 2.485 millones y una magnífica posición para alcanzar el umbral de rentabilidad del flujo de caja este año, factor clave para el plan de reestructuración. Cristina Martín [email protected]