Publicidad y famosos son dos términos muy unidos. Una cara conocida en una campaña de publicidad ayuda aumentar la popularidad y difusión, y los famosos a su vez también se lucran como prescriptores publicitarios. A raíz de este hecho nos surge una pregunta, ¿es eficaz la publicidad con famosos? ¿Venden los populares, como prescriptores de las marcas? Los ejemplos de famosos en la publicidad son innumerables: George Clooney y Nespresso, Jennifer López y L'Oréal, Martina Klein y Nestlé, son algunos de los populares que inundan nuestros televisores y publicaciones con el fin de hacernos llegar nuevos productos y servicios. Los deportistas parecen ser unos pluriempleados de la publicidad por excelencia. Un ejemplo es Rafael Nadal, que ha participado en spots tan diversos como los de Kia, Colacao, Mapfre y Nike, donde aparece otro asiduo de los anuncios, Pau Gasol, que también presta su imagen a campañas como San Miguel 0,0 y Banco Popular.  También la nobleza acepta promocionar la moda. Sofía de Absburgo respaldó a su hija, la princesa Larissa, en su debut como modelo para la firma nupcial Rosa Clará. El popular cantante y presentador de televisión, Bertín Osborne, presta su imagen a una nueva campaña de publicidad para VR6 con un oportuno eslogan "La Liga se puede perder o ganar por un pelo". También, en Estados Unidos, un 25% de los anuncios están protagonizados por una cara conocida, y esta tendencia parece estar al alza, por ello la agencia alemana CPI Celebrity Performance ha decidido estudiar la efectividad de este tipo de campañas publicitarias. Para realizar el estudio, la agencia analizó dieciséis campañas protagonizadas por famosos llegando a una conclusión muy positiva. Los anunciantes que cuentan con famosos para sus campañas, no sólo gozan de mayor credibilidad entre los consumidores, sino que también consiguen despertar mayor simpatía entre el público. La mejora de la percepción de la marca entre las audiencias acaba traduciéndose en una mayor probabilidad de compra del producto o servicio anunciado. Parece que la publicidad con famosos, según el citado estudio, es muy positiva para las marcas. Clemente Ferrer [email protected]