• Hispania, en la que el especulador tiene un 18,5%, da el salto que necesitaba con la OPA sobre Realia.
  • Desde la compra en marzo del hotel Guadalmina de Marbella acumula operaciones por 1.500 millones de euros.
  • La parte más importante es su cartera residencial de 7.000 casas, a la que se suman 20 operaciones hoteleras.
  • Ha condicionado la OPA al apoyo del 55% de capital de Realidad, que convertirá en otra sociedad cotizada de inversión inmobiliaria. 

La sociedad Hispania Activos Inmobiliarios no sería la misma si no hubiera tomado posiciones en ella el multimillonario y especulador norteamericano de origen húngaro George Soros (en la imagen), que controla el 18,5%. Tras debutar en bolsa el 14 de marzo, la socimi dio el primer aviso con la compra del hotel de lujo marbellí Guadalmina por 21,5 millones de euros. Desde entonces, acumula operaciones en base avanzada de ejecución por 1.500 millones de euros. Ahora está en la actualidad informativa por la OPA lanzada sobre Realia, pero su objetivo no se detiene ahí. Con esa operación y las anteriores aspira a convertirse en una de las inmobiliarias líderes en España. Soros, en fin, que sabe dónde coloca el dinero: ya vio las oportunidades en la compraventa de inmuebles en España y ahí sigue.

Hispania dio el pistoletazo de salida a su estrategia en Marbella y se completa, de momento, con Realia, con la que completará un patrimonio inmobiliario sustancialmente superior. Entre Hispania y Realia hay "un claro alineamiento de intereses", como ha resaltado la socimi a la CNMV, a propósito de su oferta por Realia. De hecho, pretende convertir Realia en otra sociedad cotizada de inversión inmobiliaria. 

La socimi tiene una cartera residencial de alta calidad de 7.000 casas en las regiones españolas más importantes valorada en 1.000 millones de euros. Posee, además, una cartera de 16 hoteles con más de 6.000 habitaciones en Andalucía, Canarias y Baleares que están valorados en 425 millones, aunque depende de la ejecución de las transacciones (entre 4 y 5 meses). Además, tiene otras dos operaciones hoteleras fuera de mercado, en Málaga y Barcelona, por valor de 29 millones de euros y un proceso organizado de venta de un activo hotelero vacacional de 700 habitaciones en las Islas Canarias por 40 millones de euros.

A todo ellos se sumarán los activos de Realia, cuya OPA fue anunciada el viernes tras alcanzar un acuerdo con los principales acreedores de la inmobiliaria. Tras la oferta, condicionada a que la acepten al menos un 55% del capital, promoverá una ampliación de capital por un importe de unos 800 millones de euros para cancelar el préstamo, la mitad del cual comprará la propia socimi con una quita del 21%.

La división de patrimonio de Realia suma unos 419.000 metros cuadrados, entre ellos 243.000 en edificios de oficinas (entre ellas las Torres Kio de Plaza de Madrid y la Torre Realia BCN de Barcelona) y varios centros comerciales. Tiene además un residual negocio de promoción de vivienda y suelo, que comprende una cartera de 1,9 millones de metros cuadrados de suelo y un stock de unos 700 pisos.

Rafael Esparza

[email protected]