• Leopoldo González Echenique, propuesto por el PP para presidir RTVE.
  • Los que le conocen sólo le ven un fallo: "Es demasiado buena persona para un puesto como el de presidente de la televisión pública".
  • El PSOE se ha negado a proponer nombres, porque "no quiere ser cómplice en la farsa montada por el PP", según ha señalado Óscar López, secretario de Organización de los socialistas.
  • Por otra parte, el PP ha propuesto al realizador Fernando Navarrete, José Manuel Peñalosa y a María Luisa Ciriza para el Consejo de Administración.
  • Esta última es vicepresidenta de la Asociación de la Prensa y prejubilada de RTVE.
  • El candidato de CIU: Óscar Pierre Prats.

Ha sido la gran sorpresa. El PP ha propuesto en el Congreso a Leopoldo González Echenique, abogado del Estado (en la imagen), como candidato a presidente de RTVE. Su perfil es el de un gestor en la administración pública, pese a que su último cargo ha sido el de Secretario General de NH hoteles, donde ha tenido un importante papel a la hora de refinanciar la deuda de la empresa de hostelería, absolutamente apalancada.

Con tan sólo 42 años presenta un brillante curriculum, es licenciado en Derecho y Ciencias Económicas, fue subdirector general de la CNMV con Juan Fernández Arnesto; y asesor con el subsecretario de Economía Miguel Crespo, en tiempos del mandato de Rodrigo Rato. Precisamente por aquel entonces sufrió un gravísimo accidente de coche cuando viajaba junto a Crespo y Jaime Pérez Renovales. No le quedaron secuelas, es hincha del Real Madrid, un gran deportista, casado y padre de cinco hijos. Dicen de él los que le conocen que "es muy buena persona, quizás demasiado para hacer frente a un puesto tan complicado como el de Director General de RTVE". Por otra parte, sus colaboradores señalan que "su educación es exquisita".

González Echenique no ha militado en ningún partido político y su contacto con el mundo de la comunicación se produjo en el año 2002, cuando fue nombrado director general para el Desarrollo de la Sociedad de la Información con Josep Piqué, donde desarrolló el Plan Info XXI y el Proyecto Actúa TV. Según ha señalado el diputado del PP, Ramón Moreno, participó en el ordenamiento jurídico regulado de la radio y televisión en España y tiene, ha añadido, "una amplia formación docente y científica".

Ante la decisión del PSOE de no presentar nombres para el Consejo de RTVE, el PP ha presentado un segundo nombre en el Congreso, el de la periodista María Luisa Ciriza, vicepresidenta de la Asociación de la Prensa, como candidata a consejera de la Corporación de RTVE.  Según Elsa González, presidenta de FAPE, María Luisa, "O Marisa, que es cómo todos la conocemos es una mujer muy preparada. Es miembro de la Comisión de quejas de deontología de la Asociación, colabora mucho con FAPE y ha trabajado en televisión española en temas de cultura. Es una mujer con una formación muy sólida". María Luisa, casada y sin hijos, tiene 66 años, una sólida formación ética, según sus conocidos, y es una de las prejubiladas de RTVE, según se ha apresurado a señalar la página web de la Empresa Pública.

Estos dos nombres se suman a los de Fernando Navarrete y José Manuel Peñalosa, propuestos también por el PSOE en el Senado como candidatos al Consejo de Administración de RTVE.

Fernando Navarrete, uno de los históricos de la televisión en España, conoce la casa como la palma de la mano y es presidente de la Asociación de Realizadores de Televisión. Peñalosa ha sido diputado del PP y hasta ahora asesor del Consejo de Administración de RTVE.

El PSOE se ha negado a presentar a ningún candidato a consejero argumentando, en palabras del secretario de Organización, Óscar López, que no "quiere participar en la farsa del PP", al tiempo que ha reivindicado el éxito del modelo social y económico creado por su partido.
CIU, por su parte, ha designado a Óscar Pierre Prats, actual presidente de la sociedad "Business T&G SA", como candidato.

El nuevo presidente de RTVE y su Consejo de Administración tendrán que hacer frente a un reto importante en una empresa que tuvo que pedir 60 millones de euros al finalizar el año para poder pagar las nóminas; una empresa con los mejores medios donde los anunciantes, pese las presiones de UTECA, la asociación que representa a las privadas, quieren seguir estando presentes mediante el modelo de patrocinio. Pero sobre todo, se enfrenta a una plantilla de informativos cuyos puestos directivos, hasta el momento, y en su mayor parte, están en manos de periodistas afines al PSOE.

Sara Olivo

[email protected]