Lo insinuó el primer ministro James Cameron y hoy miércoles lo corroboran algunos mediosEl Reino Unido parece que cambia de estrategia con Escocia. Si hasta ahora los políticos británicos se habían mostrado condescendiente con los afanes independentistas de los escoceses, ahora han pasado a las serias advertencias sobre sus consecuencias.

El independentista Partido Nacional Escocés (SNP, por sus siglas en inglés), que ocupa el gobierno autonómico, ha dejado claro siempre que considera la creación de una unión monetaria con el resto de Reino Unido como un elemento central de su visión de una Escocia independiente. El SNP quiere mantener la libra si el 18 de septiembre sale ganador el "Sí".

Pero, ahora, el Reino Unido probablemente advertirá a los escoceses de que no podrán tener una unión monetaria con el resto de Reino Unido si votan a favor de la independencia, informaron medios locales citando fuentes gubernamentales sin identificar.

El ministro británico de Economía, George Osborne, ha dicho que el resto de Reino Unido no estaría muy dispuesto a dejar que Escocia mantuviera la libra, mientras el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, ha dicho que la unión monetaria supondría que Escocia cediera cierta soberanía.

Además, recientemente, el primer ministro británico, James Cameron, puso en duda la presencia de una Escocia independiente en la unión monetaria vigente hoy en el Reino Unido. Y afirmó ver "bastante complicado" que Escocia continúe dentro de la libra si finalmente alcanza la independencia. Por ese motivo, ha pedido a los escoceses que en el referéndum del 18 de septiembre opten por continuar formando parte del Reino Unido.

¿Este cambio de estrategia o de postura en los políticos británicos significa que ya no tienen tan claro que vaya a ganar el 'no' a la independencia de Escocia

José Ángel Gutiérrez
[email protected]