El humanismo cristiano que latía en el partido de Ignacio Camuñas y Ortega Lara y Santiago Abascal se difumina más con el nuevo fichaje, el huido del PP, Alejo Vidal-Quadras (en la imagen).

Dicho de otra forma, VOX se vuelve más conservador y menos democristiano. Quadras no cree en los valores no negociables: defensa de la vida y de la familia, libertad de enseñanza y bien común. Es conservador y su tema favorito es la unidad de España.

Eulogio López

[email protected]