• El rescate tenía como primer objetivo la capitalización de la banca, pero ahora pasará a ser la mora.
  • Con esta morosidad –que ya es sistémica-, el rescate en sí está abocado al fracaso.
  • Contrasta con los buenos resultados de la banca en el primer semestre, en el que aumentaron sus márgenes financieros.
  • Además, con esos impagos es imposible que se reactive el crédito.
  • Y en este contexto, sube la bolsa y baja la prima de riesgo.
  • Está claro: El rescate bancario servirá para salvar a los banqueros (la mora), y a los políticos (comprar deuda).

A las puertas de recibir el rescate bancario –hasta 100.000 millones de euros- hemos conocido que la morosidad de la banca española ha batido un nuevo record en junio al llegar al 9,42%, tras un año entero de subida constante. A la luz de este dato, queda claro que el objetivo fundamental para el que estaba destinado el rescate –la capitalización de nuestras entidades- pasará a ser la mora, esto es, a cubrir las pérdidas de esos créditos impagados.

Como siempre hemos defendido, cualquier rescate es un fracaso. Ahora bien, puestos a admitir la necesidad de la ayuda, ahora que tendrá que ser destinada a la mora, el rescate en sí supone un rotundo fracaso, en parte porque no solucionará el problema; sólo es un parche que, tal y como está la cosa económica, se quedará pequeño en breve. Por cierto, que los expertos entienden que la mora pasa a ser sistémica -esto es, que el conjunto del sector está mal, muy mal- cuando alcanza el 9%... ya estamos en el 9,42%, y subiendo.

En cualquier caso, este dato publicado por el Banco de España que dirige Luis María Linde (en la imagen), contrasta con los buenos resultados de la banca en el primer semestre, en el que aumentaron sus márgenes financieros. Pero claro, ¿de qué sirve aumentar el margen financiero si aumenta la mora? Pues para poco o nada.

Vamos a ver: el margen financiero es el margen ordinario de la actividad de los bancos, es decir, la concesión de créditos y la captación de depósitos. Ahora bien, si a las pocas semanas, esos créditos concedidos pasan a ser morosos, tenemos un problema, y serio, porque las entidades tendrán que cubrir esas pérdidas. Es más, tras la reforma del sector impulsada por el ministro Luis de Guindos, además de cubrir las pérdidas de la morosidad, tendrán que provisionar todos esos créditos, morosos o no.

Y claro, ante este panorama, parece imposible que se reactive el crédito, tan necesario para empresas y familias.

Y es que en este contexto, este viernes el IBEX ha continuado la escaladas de las últimas jornadas -a dos horas del cierre sube más de un 2%- y la prima de riesgo se mantiene por debajo de los 500 puntos básicos, con la rentabilidad del bono de referencia  en el 6,49%. ¿Por qué baja la prima de riesgo? ¿Qué ha cambiado? Pues los rumores sobre que parte del rescate bancario lo podrán utilizar las entidades para comprar deuda soberana. O sea,  que el rescate financiero, que iba a impulsar el crédito a empresas y familias, se va a quedar para salvar a los banquero (con la provisón de la mora), y a los políticos (con la compra de deuda). A los demás, ajo y agua.

Pablo Ferrer
[email protected]