Las células madre embrionarias siguen sin cosechar ningún éxito

 

 

El último éxito con células madre ha tenido lugar en España, concretamente en Barcelona, donde miembros del Institut de Terapia Regenerativa Tissular han logrado curar huesos y cartílagos con este tipo de células.



Hablamos de células madre adultas y no embrionarias porque, aunque las segundas han recibido una mayor atención por parte del Imperio de la Muerte (incluso un plan de la Casa Blanca para su investigación), no han obtenido ningún éxito, ya que son rechazadas por el organismo. Investigar con células madre embrionarias supone cargarse a una persona en estado de embrión para jugar a ver si se consigue algo. La única institución que ha levantado la voz ha sido la Iglesia, que nada tiene que oponer a la investigación con células madre adultas, puesto que estas no implican matar a nadie.

El lobby antivida sigue encabezonado y, por el momento, su único éxito es que los medios confundan embrionarias y adultas y anoten al conjunto de las células madre los éxitos obtenidos.

Mariano Tomás

[email protected]