• El banco de economías medias creado por César González Bueno, es considerado en el grupo gallego como una pieza básica para el futuro.
  • Sin embargo, la Troika exigía este trámite en el memorándum.
  • Otra buena noticia para la entidad gallega: los tribunales aprueban el ERE de Novagalicia Banco: salen 1.800 trabajadores y se queda con una plantilla de 3.200.
  • Y para julio, una vez cerrado el asunto de las preferentes, el FROB analizará la entrada de fondos extranjeros en el capital de Novagalicia.

Durante la mañana del martes 28, Novagalicia Banco (NCG Banco) abría el cuaderno de ventas de su filial EVO, un banco para economías medias y con vocación electrónica, que es obra del Ceo de NCG Banco, César González-Bueno (en la imagen), quien, de alguna manera, quería repetir su éxito al frente de ING Direct.

Ahora bien, se pone EVO oficialmente a la venta porque el impone la troika, que exige a los bancos rescatados vender todo tipo de participadas, tanto financieras como industriales.

Ahora bien, tanto José María Castellano como González-Bueno consideran que EVO es una pieza estratégica para NCG Banco. Si se puede evitar, no se venderá.

Otra buena noticia para NCG Banco: los tribunales han dado vía libre, tras la denuncia sindical, al ERE por el que se reduce la plantilla (ERE) en 1.800 personas. Al final, la plantilla 'definitiva' de NCG Banco se queda en 3.200 trabajadores. Con apertura matutina y vespertina.

Queda el problema de las preferentes. Para julio, prevé el equipo directivo que se habrá cerrado el proceso con el correspondiente coste tanto para preferentistas como para la entidad.

Y luego vendrá la posible entrada en el accionariado de cinco fondos norteamericanos, que pretenden adquirir el 51% del Grupo.

Eulogio López

[email protected]