Dos vendedores de armas decidirán ahora, en calidad del ministro y secretario de Estado del Ministerio de Defensa, a qué proveedor de armas le compra el Ministerio de Defensa. Pedro Morenés, ministro de ramo, viene de EADS, Pedro Argüelles de la competencia americana Boeing.Las incompatibilidades también deberían funcionar al revés: si has sido proveedor de un departamento público no debes trabajar en ese ministerio.
Argüelles ya estuvo en Defensa, como jefe del Gabinete del ministro Eduardo Serra. Y Serra y Morenés coinciden en algo: fue SM el Rey quien le impuso a Serra como ministro de Defensa y ha sido el Rey quien ha impuesto a Morenés para el mismo cargo. Sí, ustedes se preguntarán lo mismo que yo: ¿Por qué le hacen caso? Bueno, lo cierto es que Su Majestad sabe que el futuro de la dinastía, -además de don Iñaki Urdangarín y doña Letizia Ortiz- depende de la izquierda, no de la derecha, Por eso, las relaciones del Monarca con Felipe González y Con Zapatero fueron bonísimas mientras que con Aznar y Rajoy nunca han pasado de discretas.
En cualquier caso, en Defensa se ha creado una especie de complejo militar industrial, lo que no presagia nada bueno. Parece el Ministerio de Defensa S.A., sólo que la cuenta de resultados de un organismo público no es un balance sino un gasto. A Morenés y a Argüelles, la Defensa de la patria, como la valentía a los militares, es algo que se les presume.
Encima, el PP tropieza dos veces en la misma piedra. Tanto Serra en 1996 como Argüelles en 2012 son dos de los amigos norteamericanos. No sé si es lo más conveniente.
Eulogio López
[email protected]