La cifra de negocios de la cadena británica aumenta sobre todo fuera del Reino Unido, un 6,2%

La cadena británica Marks & Spencer (M&S), que estudia la posibilidad de volver a España con tiendas físicas, después de 13 años de ausencia,  ha ganado 646 millones de euros netos al cierre de su ejercicio fiscal 2013-2014, sobre todo por su actividad internacional. Mientras la cifra de negocio en el Reino Unido aumentó un 2,3%, a escala global se incrementó un 6,2%. La compañía facturó en total 12.686 millones de euros, un 2,8% más. El beneficio neto subyacente fue de 913 millones de euros, un 4,7% menos que un año antes.

Marc Bolland, consejero delegado de M&S, ha destacado que en los resultados hay "signos incipientes de mejora" y que el negocio de alimentación "tuvo un año muy fuerte". Bolland añadió que la compañía prevé aumentar un 1% su superficie comercial en Reino Unido y el 10% en otros países.

La compañía británica anunció el año pasado su interés en volver a nuestro país con presencia física en Madrid y Barcelona. Actualmente mantiene una presencia través de Internet y algunas franquicias en el sur.

Andrés Veláquez

[email protected]