• El presidente de BBK y de KB prefiere el banco a la caja. Isidro Fainé también tendrá que decidir entre Caixa y Caixabank.
  • El líder del banco más capitalizado de España también considera que el anteproyecto de ley de fundaciones bancarias atenta contra el derecho a la propiedad privada.
  • Y además, descapitalizará a las cajas-bancos.

Mario Fernández (en la imagen) es presidente de Kutxabank, que no deja de ser la entidad más capitalizada de España, y hablamos de bancos y cajas de ahorros. Está, por tanto, capacitado para enjuiciar el anteproyecto de ley de cajas de ahorros o fundaciones bancarias que trata, naturalmente, de cargarse las cajas de ahorros.

Y su juicio es claro: es un desastre. Pero, de entrada, la noticia. La ley exige que los presidentes de cajas propietarios de banco elijan entre presidir la caja (o servicial del Consejo) y presidir el banco. Pues bien, Isidro Fainé todavía no se ha decidido pero Fernández sí: tiene claro que el poder está en el banco y que la caja desaparecerá. Por tanto, Fernández lo tiene claro: presidirá Kutxabank. Y mejor porque los abertzales llegan desde la vieja kutxa donostiarra.

Por lo demás, Fernández recuerda que, dado como está redactado, el proyecto del Gobierno Rajoy atenta contra la propiedad privada y contra la libertad de empresa, dado que obliga a vender los activos de la caja a plazo fijado, que no es buena forma de vender. Y además descapitalizará a los bancos, dado que para mantener el patrimonio de su principal accionista tendría que forzar el dividendo, en detrimento de las reservas de libre disposición.

Un desastre de ley forzada por el deseo de liquidar las cajas de ahorros. Es moda.

Por lo demás, Fernández recuerda que la banca española está más provisionada que la europea y que ha soportado más análisis internos y externos que ninguna. Especialmente que la banca regional alemana, donde nadie sabe qué es lo que ocurre.

Y también tuvo tiempo Fernández para las nuevas provisiones, para refinanciaciones. Entre otras cosas porque recordó que el 99% de los créditos son refinanciaciones, no hay crédito nuevo. Por tanto, si quieren que fluya el crédito no penalicen las refinanciaciones.

Eulogio López

[email protected]