Los aprietos económicos también vapulean al sector audiovisual. Los ingresos publicitarios en el medio televisivo han bajado un 12,8% en el primer semestre del año, esta crisis revela el descenso de un 23% el número de estrenos para la pequeña pantalla en las dos últimas temporadas, tal y como muestra un estudio llevado a cabo por el Gabinete de Estudios de la Comunicación Audiovisual (Geca).

Por ello, «las cadenas optan por fórmulas más baratas». Así, esta temporada se ha registrado el mayor descenso de estrenos de contenidos televisivos, con tan sólo 111, frente a los 135 de 2011/2012 y a los 145 de 2010/2011.

La peor parte se la han llevado las series, que han sufrido una mengua del 33% en relación a la temporada 2010/2011, cuando las televisiones estrenaron 58 ficciones, un número superior a las 39 de este año. Dentro de ellas, 15 corresponden a la ficción nacional, que ha sido la más lesionada, ya que, «aunque son rentables en cuanto a audiencia y a cubrir la rejilla de programación, son muy costosas».

Las series españolas han descendido un 44% respecto a hace dos temporadas. El mejor estreno español de este año ha sido la serie «Isabel» (en la imagen). TVE, con "Isabel", aglutinó a más de cuatro millones de telespectadores y alcanzó un 19,9% de cuota de pantalla. En el marco nacional se engloban ocho ficciones de largo recorrido, dos seriales y cinco miniseries, siendo las últimas las que han caído un 54,5%, al ser «un formato que cubre poco tiempo», ya que la componen dos o tres episodios.

Por otra parte, las series extranjeras disfrutaron de su mejor estreno en Semana Santa, cuando Antena 3 emitió la miniserie «La Biblia», que logró un 20,4% de cuota de pantalla y 3,4 millones de telespectadores. Las nuevas ficciones extranjeras también ha caído un 22,6%.

Un descenso menor han tenido los espacios de esparcimiento, de los que han llegado a nuestras pantallas 64 nuevos programas, mientras que en años anteriores se aproximaban a los 80. El mejor estreno fue el de «La Voz», que alcanzó un 34% de cuota de pantalla.

Clemente Ferrer

[email protected]