• La razón es que el Gobierno Rajoy no ha aprobado la orden ministerial prevista.
  • Sin embargo, la CNMV insiste en la obligatoriedad, con orden o sin ella.
  • El Ejecutivo se excusa con las pegas del Consejo de Estado al mandato límite de consejeros independientes.
  • Y eso que la ley de Zapatero no obliga a publicar los salarios de la alta dirección ni somete las retribuciones a la aprobación de los propietarios, es decir, los accionistas.
  • Asombrosa reclamación del Gobierno Rajoy al Banco de España. No aprueba la normativa para todo el IBEX-35 pero se escandaliza por el salario de los directivos de banca.

Toda la City madrileña esperaba la publicación de las retribuciones de los consejeros del IBEX- 35 durante 2011. Por vez primera, en cumplimiento de la Ley de Desarrollo Sostenible (LES) de Elena Salgado, las mayores empresas españolas cotizadas estaban obligadas a publicar esas retribuciones de forma individualizada y no como hasta ahora, donde basta con enviar a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) lo que cobra el conjunto de consejeros ejecutivos, por un lado, y los no ejecutivos, por el otro.

Pues bien, no podrá ser O, para ser más exactos, las empresas podrán publicarlo de forma desagregada si lo desean, pero nadie podrá obligarles. No es de la misma opinión la CNMV que ya elaboró el correspondiente formato. Es más, el supervisor bursátil insiste en que basta la LES para obligar a las empresas cotizadas a proporcionar la información de forma desagregada -consejero a consejero- y que así les ha comunicado.

Mientras, crece el escándalo por los ex directivos de cajas de ahorros y sus generosos emolumentos. Y todo este lío porque el Gobierno no ha aprobado la orden ministerial que desarrolla la medida.

La cosa tiene guasa, porque, según informó la vicepresidente primera del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, durante el último consejo de Ministros, el titular de Economía, Luis de Guindos, habría enviado una carta al gobernador del Banco de España para preguntar sobre la política del supervisor, sobre salarios de cajeros intervenidos: consejos vendo que para mí no tengo.

¿Cómo se defiende el Ejecutivo de su negligente retraso? Pues asegurando que el Consejo de Estado ha puesto pegas -es cierto- al apartado que obliga a los consejeros independientes a dejar de serlo en 12 años. Una cuestión menor, discutible, sin duda, pero menor.

Se paraliza así una norma que suponía un avance en trasparencia pero sólo eso. Sobre todo en las dos cuestiones claves: la ley no amplía la obligación de informar sobre los salarios de los ejecutivos, al menos las retribuciones de los miembros del Comité de Dirección de las grandes compañías, ni sometía a la aprobación -no sólo informar sino aprobar- de los accionistas las retribuciones de sus empleados... que es lo suyo.

Eulogio López

[email protected]