• Y encima, no se trata de una venta sino de una joint venture con el comprador, el fondo buitre H.I.G. Capital.
  • Es un 'banco' público pero no nos informa sobre los pormenores de la operación.
  • En cualquier caso, había que cumplir el presupuesto.

A finales del mes de mayo, la SAREB anunció la puesta en marcha de la primera subasta de activos, operación conocida como 'Project Bull', que se cerraría dos meses después, esto es, en julio. Entonces, el banco malo valoró esos activos en 200 millones de euros.

Finalmente, el comprador ha sido el fondo de capital riesgo H.I.G. Capital. La operación, según la nota difundida por la SAREB, supone valorar la cartera adjudicada en 100 millones de euros. Eso sí, la sociedad presidida por Belén Romana (en la imagen) participará en las plusvalías futuras.

Para entenderlo. No se trata de una venta sin más sino de una joint venture entre la SAREB y el fondo buitre. Entre ambos han constituido un Fondo de Activos Bancarios (FAB), el primero que se crea en nuestro país.

Para saber el verdadero alcance de la operación deberíamos conocer los números de la misma pero, como viene siendo habitual, la SAREB no informa sobre los pormenores, a pesar de ser un 'banco' público -aunque tenga mayoría de capital privado para evitar que compute como déficit público-.

Sea como fuere, a la SAREB le urge vender aunque tiene 15 años de plazo -ahora ya es menos-. Según su propio presupuesto, en 2013 tiene que vender por valor de 1.500 millones de euros. Hasta junio sólo había vendido por 150 millones, lo que da muestra de su fracaso. Y ahora, en julio, lo que había valorado en 200 millones lo ha colocado por 100. Correcto: el banco malo público ha sido una mala idea.

Pablo Ferrer

[email protected]