• Felipe VI El destaca el papel de esas empresas para "dar músculo y solidez a nuestra base productiva".
  • Alicante reúne a más de 500 empresarios en la XVII edición del Congreso de Empresa Familiar.
  • La anécdota: la incómoda foto del Rey junto a la incómoda y doblemente imputada alcaldesa de Alicante (en la imagen).
  • Pedro Sánchez propone cinco agendas del cambio: reindustrialización, reformas fiscal y energética, nuevo estatuto de los trabajadores y democracia económica.

La anécdota de la primera jornada de la XVII edición del Congreso de Empresa Familiar que se celebra hoy lunes y mañana en Alicante la ha protagonizado la todavía alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, que ha asistido a la inauguración y ha coincidido con el Rey Felipe VI. Nadie quería esa foto. El riesgo era evidente: un Rey junto a una señora doblemente imputada por casos de corrupción… y con los tiempos que corren, encima (un nuevo caso allá, cuando no nos hemos recuperado de un susto aquí o ahí).

Hasta el propio presidente de la Generalitat valenciana, Alberto Fabra, ha reconocido que la situación era "incómoda", como se ha hecho eco hasta la propia TVE en el telediario del mediodía.

El Rey ha destacado durante su intervención la misión innovadora y emprendedora de las empresas familiares, en las que está la fórmula para reducir las elevadas tasas de paro y para "dar músculo y solidez a nuestra base productiva".

Al Congreso, que se clausura este martes, acuden más de 500 empresarios. Aparte de la incómoda Sonia Castedo y el presidente valenciano, esta mañana han asistido también la ministra de Empleo, Fátima Báñez, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

Sánchez ha desgranado, durante su intervención, la alternativa socialista para combatir la situación crítica que atraviesa la economía española. Su objetivo es el reducir el paro para los que no tienen trabajo y la precariedad para los que lo tienen. Los medios que ha propuesto son lo que ha llamado "cinco agendas del cambio": reindustrialización, reforma fiscal, nuevo estatuto de los trabajadores, democracia económica y reforma energética.

Andrés Velázquez

[email protected]