El objetivo de la entidad catalana es salir a bolsa en julio

 

Fue la CAM, hoy en crisis profunda, quien comenzó, 'motu proprio', su conversión en sociedad anónima: no parece un buen precedente.
Sí, es cierto, y la exclusiva se la debemos a El País, que el Banco de España, que se ha metido en el mayor fregado de su historia con la innecesaria necedad de convertir a las cajas de ahorros en bancos, ha pedido a La Caixa que absorbiera a La Caja de Ahorros del Mediterráneo. Ahora bien, la respuesta de la entidad catalana que preside Isidro Fainé fue que ni de broma. No quiere absorber ni a la CAM (quinta caja de ahorros de España) ni a ninguna otra hasta que no salga a bolsa en julio, tras la creación de Caixabank.

Ahora bien, sorprende que el gobernador MAFO intente colocar la CAM a quien lo desee. Los alicantinos son más grandes que Cajastur, aliados en Banco Base, pero son menos rentables, así que no quieren ceder el mando a los asturianos de Manuel Menéndez y el Banco de España no sabe qué hacer.

Ahora bien, lo curioso es que estamos en un proceso de conversión de las cajas en entidades cotizables. Pues bien, la CAM, ahora quebradero de cabeza para el supervisor, fue la primera entidad del sector ahorro que comenzó ese camino, por la vía de las emisiones de cuotas participativas o acciones sin voto. Ya se ve cómo les ha ido.

Miriam Prat

[email protected]