Bankia ha vendido una cartera de crédito promotor de 335 millones de euros y otra de 419 millones en activos adjudicados. O sea fallidos. Y estamos hablando de un banco en saneamiento pero bien gestionado por el equipo de José Ignacio Goirigolzarri. Ahora bien, esto no deja de ser la anti-banca.

Una noticia más, pues en el traspaso que toda la banca -buena, regular o mala- está realizando de su negocio más propio: dar créditos y cobrarlos. ¿Y a quién se lo venden A la banca en la sombra, generalmente fondos especulativos que compran a precios de miseria y que están dispuestos a ganar lo que sea necesario. Vamos, que compran por un 5% de su valor y esperan colocarlo al 10%.

Es como si una gran distribuidora de alimentación traspasara los peores embutidos que no logra vender al 'top manta' de la esquina a precio de risa. Insisto, al 'top manta', que pretende hacer negocio con ello.
Es una especie de suicidio de la banca.

Hispanidad

[email protected]