• El presidente de Iberdrola se hace del PP: renuncia a la guerra y elogia al Gobierno.
  • Un accionista le reprocha su salario de 7 millones de euros, a todas luces "exagerado".
  • Primera Junta sin Florentino y primera junta con José Luis San Pedro, consejero-director general.
  • Y a pesar de Garoña, que es inviable por la fiscalidad que ha impuesto el Gobierno a los nucleares.

Iberdrola ha atravesado un ejercicio 2012 regular. Mejor que sus competidores pero con una deuda que sigue pesando como una losa. Sigue siendo una de las compañías que tiene mejor dividendo de todo el IBEX pero pasaron los años de expansión, cuando rozaba los 50.000 millones de euros mientras ahora vale 25.000. Ahora toca contraerse para achicar deuda y centrarse en los países emergentes. En los años dorados, en plena lucha contra ACS, Iberdrola no dejaba de ampliar capital. Ahora lo reduce.

El viernes 22 celebró en Bilbao -Iberdrola siempre rinde tributo al vasquismo- su Junta General de Accionistas correspondiente al ejercicio 2012.

Una Junta más macro que micro, con un Galán (en la imagen) que parece haberse hecho del PP, a pesar del enfrentamiento por Garoña. El presidente de Iberdrola parece haberse afiliado al PP. Alabanzas a los esfuerzos de consolidación fiscal del Gobierno Rajoy y promesas de que la salida del túnel puede estar a la vista, incluso a finales del presente ejercicio. Lo dicho, Galán se ha vuelto optimista acerca del futuro... del futuro de Iberdrola y del futuro de España.

Primera junta sin Florentino Pérez, al que Galán le ha ganado el pulso. El inefable Chitín del Valle ni tan siquiera hizo acto de aparición en la Asamblea. ACS apenas se presentó en la Junta con un 0,9% de las acciones, aunque se supone que posee algo más del 5%.

Primera Junta sin Florentino y primera junta con José Luis San Pedro como consejero-director general intervienente en el Foro. Las presiones de los fondos de inversión para que Galán nombrara un Ceo le hizo colocar en ese cargo, un cargo de impronta francesa, que no es un consejero delegado pero se le parece, para un hombre que lleva ligado toda la vida a Iberdrola, probablemente el mejor experto en regulación eléctrica… pero que no es más joven que Galán, sino algo mayor.

Lo más llamativo de una Junta sin muchas llamadas. Un accionista intervino para recordarle a Galán que no puede cobrar 7 millones de euros, como hizo en 2012, en plena crisis, porque ese salario resulta, a todas luces, "exagerado". Además, este accionista se encargó de hacer cuentas. Le recordó al presidente que 7 millones de euros no dejan de ser 14 veces más que lo cobrado por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por sus 3 trabajos en 2011. Asimismo, no dejó en el tintero el sueldo del presidente del BCE, Mario Draghi: 374.00 euros. Nosotros pensamos lo mismo del accionista de Iberdrola. Y no, Galán no le respondió.

Garoña. Al final, Iberdrola y Endesa se salieron con la suya y dejan en ridículo al Gobierno, quien había apostado, en pulso con Zapatero, por su continuidad. Es una central eficiente y segura pero las medidas fiscales la hacen inviable al poner nuevos impuestos sobre la producción eléctrica. Si a eso unimos las inversiones necesarias económicamente es inviable.

De acuerdo, pero al ministro de Energía, José Manuel Soria, no le ha gustado.

Eulogio López

[email protected]