- El secretario de la Conferencia Episcopal Española dice que las palabras de Benedicto XVI revelan "un hombre de gran sentido espiritual y de gran fe y no apegado a sus intereses personales"
- Francisco Vázquez (ex embajador de España ante la Santa Sede): "El Papa está dando un ejemplo impresionante de desprendimiento del poder y de búsqueda de la espiritualidad que da la oración, el retiro, el estudio"
- José Luis Restán (COPE): "A golpe de palabra y de presencia, el Papa se ha ido ganando y ha dado la vuelta al calcetín en Alemania y otro lugar durísimo fue Gran Bretaña"
- Manuel Erice (tertuliano RNE): "Pasará a la historia por haber sido un Papa mucho más renovador desde el punto de vista de sus decisiones y de la intelectualidad"
- Fernando Garea (tertuliano RNE): "Se ha tenido que enfrentar probablemente a una de las épocas más difíciles de la Iglesia"
- Fernando Garea (tertuliano RNE): "Se ha tenido que enfrentar probablemente a una de las épocas más difíciles de la Iglesia"
- Federico Castaño (tertuliano RNE): "Lo que ha hecho con esta renuncia es un gesto histórico, que va a contribuir bastante a humanizar la imagen de la Iglesia"
- Carlos Herrera (Onda Cero): "Este Papa con agallas ve que el cuerpo no le sigue a su portentosa cabeza de grandioso intelectual europeo"
En la COPE, el secretario de la Conferencia Episcopal Española, monseñor Juan Antonio Martínez Camino, ha valorado la renuncia del Papa Benedicto XVI, un Papa "al que debemos tanto". Y ha señalado: "El Papa dice en las breves líneas que leyó al hacer pública su renuncia que ahora confiamos en la Santa Iglesia al cuidado de su Sumo Pastor, nuestro Señor Jesucristo. Esta confianza, la fe profunda, el saber que los papas pasan y que la Iglesia es conducida por la Providencia Divina, es lo que le revela como un hombre de gran sentido espiritual y de gran fe y no apegado a sus intereses personales ni muchísimo menos".

Ha contado que su "primer sentimiento fue de pena, pena porque se vaya el Papa y concretamente que se vaya este Papa, Benedicto XVI al que tuve la oportunidad de conocer en 1989 en Madrid antes de ser  Papa y un Papa al que le debemos tanto, pero sobre todo una gran clarividencia, un gran corazón y una gran clarividencia para hacer lo que tiene que hacer".

Ha dicho Martínez Camino que "nos ha dejado muchas cosas, son 8 años intensísimos, a bote pronto todos sus escritos, todo su magisterio son palabras sopesadas que salen de una inteligencia privilegiada y de un creyente de primera y de una persona que sabe lo que es ser Papa, pero destacaría su primera encíclica, 'Deus caritas est', que es un anuncio de lo que hoy hace falta, abrir las mentes y los corazones al amor de Dios. Pero también destacaría, desde el punto de vista de acciones de gobierno, su apertura al resto de confesiones, al abrir la puerta a la plena comunión de la Iglesia con otras confesiones dándoles la oportunidad de mantener sus ritos pero con la comunión plena con Roma y naturalmente su presencia que nadie pensaba desde Australia, Colonia o Madrid con la JMJ".

Respecto a que fue en el viaje a Cuba y Méjico cuando el Papa decidió renunciar, ha dicho: "Es difícil señalar un motivo concreto, no hay que buscar tres pies al gato. Él dice que para responder a las grandes cuestiones que se presentan, a la vida de fe de la Iglesia en un mundo desafiante se necesita un Papa con vigor anímico y físico, un vigor que ha perdido en los últimos meses. Y si miras las imágenes se ve ese progresivo deterioro aunque la mente la tiene clara pero él sabe lo que le cuestan las cosas". "En el libro de hace tres años cuando le preguntan sobre una posible renuncia, él contesta un Papa nunca huirá de los problemas pero si no puede seguir deberá renunciar a su oficio. Es la hora de la serenidad y ante Dios ha visto que es lo mejor que podía hacer".

Francisco Vázquez (ex embajador de España ante la Santa Sede): "El Papa está dando un ejemplo impresionante de desprendimiento del poder y de búsqueda de la espiritualidad que da la oración, el retiro, el estudio"

En RNE, Francisco Vázquez, ex embajador de España ante la Santa Sede, ha dicho que la renuncia del Papa es "un caso previsto", que es "muy excepcional" pero este Papa "lo dejó entrever varias veces, públicamente, incluso consta en un libro de entrevistas con el periodista alemán Peter Seewald, en la que el Papa decía que el Pontífice tiene en su caso el derecho y el deber de renunciar cuando entienda que sus capacidades físicas o intelectuales no están a la altura del esfuerzo que exige cumplir con sus tareas de Pontífice". "Eso le preocupaba a él", "porque representaría una paralización en la actividad de la Iglesia".

Vázquez ha recordado, en ese sentido, que el Papa reúne en su persona todos los poderes: "El poder judicial, el legislativo o el ejecutivo. El Papado es por así decirlo, desde un punto de vista temporal y no espiritual, una monarquía absoluta, aunque electiva". "Posiblemente, en estos momentos en que no afectaba ningún problema grave al Gobierno de la Iglesia, ya superadas unas cuestiones que fueron muy polémicas y que el Papa abordó con gran valentía y decisión, el Papa ha interpretado a sus 86 años, con una merma importante", "que era un buen momento para retirarse y sobre todo para dar un ejemplo, porque el Papa está dando un ejemplo impresionante de desprendimiento del poder, de búsqueda de la espiritualidad que da la oración, el retiro, el estudio, y que puede servir también dentro de se proceso modernizador de la Iglesia católica que el Papa ha impulsado durante estos siete años de Pontificado".

El ex embajador de España ante la Santa Sede ha recalcado que Benedicto XVI conocía "mucho España, y seguía con gran atención todo lo que pasaba en España". "Fue el que más visitó junto a su Alemania natal, no olvidemos eso".

José Luis Restán (COPE): "A golpe de palabra y de presencia, el Papa se ha ido ganando y ha dado la vuelta al calcetín en Alemania y otro lugar durísimo fue Gran Bretaña"

En la COPE, el periodista José Luis Restán ha comentado que el Papa Benedicto XVI, "a golpe de palabra y de presencia, se ha ido ganando y ha dado la vuelta al calcetín en Alemania y otro lugar durísimo fue Gran Bretaña". "Las semanas previas a la visita en el Reino Unido fueron de los más duro que se recuerda. Y sin embargo fue una visita espléndida. El Papa hizo que algunos editorialistas de importantes medios de comunicación y el premier Cameron rindieran homenaje a lo que el Papa había hecho y significado en tierra británica. Yo creo que esa ha sido una constante bastante habitual. Aunque el Papa siempre será signo de contradicción, evidentemente".

Manuel Erice (tertuliano RNE): "Pasará a la historia por haber sido un Papa mucho más renovador desde el punto de vista de sus decisiones y de la intelectualidad"

En RNE, los tertulianos analizaban que Benedicto XVI anunció ayer su renuncia al Pontificado, que será efectiva a partir de las ocho de la tarde el próximo 28 de febrero. Manuel Erice comentaba que "Benedicto XVI ha revolucionado las normas clásicas, la tradición de que no había final de Pontificado hasta la muerte del propio Pontífice y en ese sentido creo que ha sido una sorpresa para casi todo el mundo". "También es cierto que se ha ido con la misma humildad y normalidad con la que según todos los vaticanistas apuntan, asumió esas labores. Y también es cierto que en el último libro del periodista Peter Sewald ya él apuntaba la posibilidad de que el Papa dejase de serlo. Decía que era un derecho y un deber, en caso de que por cuestiones físicas o de otro tipo no pudiese salir adelante". "Marca un antes y un después, 700 años después de que hubiese una renuncia de un Papa antes de terminar con el fallecimiento su mandato. Y desde el punto de vista de su labor, mucha mayor renovación de lo que se había apuntado inicialmente, en algunos sectores, incluso dentro del propio catolicismo, se había anunciado la llegada de un Papa mucho más inmovilista y mucho menos renovado de lo que al final ha acabado siendo en varios sentidos. Probablemente, su labor intelectual quizá sea la que pase a la historia", "el no renunciar a ese debate permanente entre razón y fe, que es una de las claves intelectuales de lo que es el contenido último de la teología. Pero también, haber abordado crisis tan profundas como los abusos a menores, que quizá haya sido el asunto que más haya marcado a la Iglesia y a su propio Pontificado desde el punto de vista de la crisis de la estructura de la propia Iglesia. Y supo abordar con determinación esa crisis, condenó tajantemente esos hechos, pidió perdón a las víctimas incluso en persona, cosa por la que también pasará a la historia. Le hemos llamado en ABC el Papa libre por haber ejercido esa libertad y haber marcado un antes y un después y pasará a la historia por haber sido un Papa mucho más renovador desde el punto de vista de sus decisiones y de la intelectualidad".  

Fernando Garea (tertuliano RNE): "Se ha tenido que enfrentar probablemente a una de las épocas más difíciles de la Iglesia"

Fernando Garea, también en RNE, afirmaba que el Papado de Benedicto XVI "tiene mucho de contradicción. Es verdad que asumió el Papado en una situación muy difícil, en la medida en que sustituía a un Papa muy carismático, muy político, muy de acción, mientras él era más doctrinal, más de despacho, de aplicar y dar esa doctrina. Y se ha tenido que enfrentar probablemente a una de las épocas más difíciles de la Iglesia. Él no era nada mediático, su antecesor sí que lo era". "Y él ha tenido que enfrentarse a esas dificultades y da la impresión de que lo ha hecho con mucha más discreción, desde los despachos. Creo que la renuncia, que nos ha sorprendido tanto, quedará como una situación que rozará lo misterioso. Casi parecido a lo que ocurrió con la muerte de Juan Pablo I que se prestará a todo tipo de especulaciones, desde la propia conspiración interna en el Vaticano, hasta qué punto él ha sido consciente de que se encuentra en una situación que no le va a permitir seguir al frente del Papado. Y surgirán cuestiones que nos hablarán de esta soledad del Papa supuestamente en el Vaticano en la que le resultaba muy difícil ejercer el Pontificado".

Federico Castaño (tertuliano RNE): "Lo que ha hecho con esta renuncia es un gesto histórico, que va a contribuir bastante a humanizar la imagen de la Iglesia"

Federico Castaño, en la misma emisora, afirmaba que "su mandato hay que contextualizarlo teniendo en cuenta que él provenía del mundo intelectual -es catedrático de teología- y menos de lo que es el entorno de lo que podríamos llamar la burocracia vaticana. Es verdad que ha estado en vanguardia en la lucha contra la pederastia, que esto marca un antes y un después en la Iglesia. Pero  ha estado gestionando el día a día bastante complicado porque ha tenido ahí, por ejemplo, casos muy polémicos, como la traición del mayordomo, que fue muy polémica y tuvo una resonancia internacional. Ahora que se va a retirar a un convento de clausura", "quizá es cuando llegue el momento de que haga más aportaciones al mundo del pensamiento. Es verdad que lo que ha hecho con esta renuncia es un gesto histórico, que va a contribuir bastante a humanizar la imagen de la Iglesia".  

Carlos Herrera (Onda Cero): "Este Papa con agallas ve que el cuerpo no le sigue a su portentosa cabeza de grandioso intelectual europeo"

En Onda Cero, Carlos Herrera comentaba la renuncia del Papa Benedicto XVI: "Al parecer es evidente que a este hombre de 86 años las fuerzas no le siguen para enfrentarse a varios desafíos, a los desafíos de la Iglesia católica y a las intrigas del Vaticano que al parecer no son pocas. Hoy hay un acuerdo prácticamente unánime en determinar que es un Papa con agallas. Pero que este Papa con agallas ve que el cuerpo no le sigue a su portentosa cabeza de grandioso intelectual europeo, como ha sido. Y en un acto de generosidad, en un momento tranquilo, ha dado a entender que él no está en condiciones de afrontar esos desafíos". "Tuvo que enfrentarse a los escándalos por pederastia, cosa que hizo con determinación, y a la divulgación de algunos papeles secretos por algún mayordomo traidor y los ceses a los que sometió a alguno de los responsables de las finanzas vaticanas". "En este momento, el hombre que durante su Papado ha dedicado horas a explicarnos que puede haber un diálogo entre fe y razón, que no son incompatibles, se marcha". "Un hombre que ha destacado por desarrollar un concepto de fe muy inteligente: es decir, existe la fe inteligente y la fe no fundamentalista, que era el papel que le habían otorgado a Ratzinger cuando fue elegido".

José Ángel Gutiérrez
[email protected]