Le quedan cuatro días para conseguir el 20% de Iberdrola

 

A ver si nos entendemos: con su OPA sobre la constructora alemana HochtiefFlorentino (¡Oh capitán, mi capitán!) no pretendía controlar la empresa sino supera el 30%, límite legal alemán para seguir comprando títulos poco a poco y rozar el 50%, porcentaje con el que cree poder controlar la gestión.

Pues bien, ya se ha asegurado un 32% de la entidad y ha conseguido su objetivo. El problema, ahora, no es normativo, sino pecuniario: necesita comprar hasta el 50% para controlar la gestión, algo que se presenta difícil, aunque Florentino sabe esperar.

Al mismo tiempo, queda pendiente de Abertis, pues necesita desesperadamente dinero para su batalla en Iberdrola y, todo hay que decirlo, para responder a sus agobiantes vencimientos de deuda bancaria. Por ahora, no se ha vuelto a hablar de la OPA que el especulativo fondo de capital riesgo CVC iba a lanzar sobre el 100 por 100 de Albertos.

Y en el proscenio, claro está, Iberdrola. ACS asegura que dispone ya de más del 18% de la eléctrica, aunque le quedan tres sesiones bursátiles para seguir comprando acciones. Ojo, hablamos de un 12% de títulos, un 5% de derivados y el resto en acuerdos con otros tenedores. Todo muy en el aire, pero el problema no es ese.

Para entendernos, ahora mismo Florentino Pérez y sus socios, los March y los Albertos, no buscan controlar Iberdrola el 31 de diciembre y tampoco en la próxima Junta General. Dada su precariedad contable, lo que desean es consolidar por puesta en equivalencia para salvar el difícil cierre del ejercicio 2010. Ahora bien, en teoría, la consolidación por puesta en equivalencia no se consigue automáticamente para acceder al 20%, sino por participar en la gestión, un concepto por el que se suele entender, figurar en el Consejo de Administración. Y Galán claro está, no está dispuesto a permitírselo.

Miriam Prat

[email protected]