• La LOMCE "es mejor ley que las anteriores, pero tenía que ser más ambiciosa y tendría que haber incidido más en Infantil y Primaria", según el presidente de la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y padres de Alumnos (CONCAPA), Luis Carbonell.
  • La LOMCE se queda corta en Infantil y Primaria, pero homologa a las autonomías.
  • No obstante, es una ley más respetuosa con la asignatura de religión, y con los que no la quieren, que la ley de Zapatero.
  • Y defiende la educación diferenciada, que "es una opción legítima que cualquier familia tiene derecho a escoger". 
La Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), del Gobierno del PP, entró en vigor el 3 de enero de 2014, a los veinte días de su publicación en el Boletín Oficial del Estado, aunque la reforma comienza a implantase en este curso 2014-2015 en Primaria y Formación Profesional Básica. Un curso que hoy lunes ha echado a andar mayoritariamente en la escuela española.

Recopilamos las declaraciones a Hispanidad del presidente de la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y padres de Alumnos (CONCAPA), Luis Carbonell, (en la imagen) acerca de esta ley.

Carbonell cree que la LOMCE "es mejor ley que las anteriores, pero tenía que ser más ambiciosa y tendría que haber incidido más en Infantil y Primaria". También espera que esta nueva ley, impulsada por el ministro de Educación, José Ignacio Wert, no cree desigualdad y le parecería injusto si se produce. A su vez, denuncia que a las asociaciones de padres no les tienen en cuenta en políticas de educación.

Igualmente, respecto al tratamiento de la clase de Religión, Carbonell opina que la nueva ley permite la voluntaria elección y por lo tanto, "es más respetuosa que la imposición de Educación para la Ciudadanía que hizo el anterior Gobierno con la oposición de cientos de miles de familias", asegura.

El presidente de CONCAPA también niega -como denuncia el PSOE- que la LOMCE impone la segregación por sexos y afirma que la educación diferenciada "es una opción legítima que cualquier familia tiene derecho a escoger". Una oferta que "existe en muchos países con mayor tradición democrática que España".

No obstante, Carbonell también declaró a Hispanidad que "la LOMCE se quedó corta, pero es mejor que la que teníamos". En su opinión, en Infantil y Primaria tenía que haberse centrado en mejorar la comprensión lectora y la adquisición de destrezas matemáticas porque "se ha hecho, pero de manera insuficiente".

Además, considera positivo que esta ley "intenta homologar los conocimientos y contenidos de todas las comunidades autónomas (CCAA)", pues "el Estado autonómico en materia educativa es un desastre, cada región hace lo que se le ocurre y obtiene distintos resultados".

Andrés Velázquez
[email protected]