• Tras el duro ajuste de Rajoy la prima de riesgo continúa en ascenso: ¿dónde está el límite?
  • El cinismo de Mario Draghi alcanza cotas nunca vistas: alaba el ajuste español pero no compra deuda española
  • Y en el entretanto, hasta cinco países ya emiten deuda con rentabilidad negativa.
  • Europa no confía en España, pero otro problema es que los españoles ya no confían en Europa.
  • Las empresas estratégicas españolas, a tiro de OPA: Iberdrola o Repsol en el punto de mira de empresas públicas europeas.

España se ha convertido en el país apestado de Europa... y estrangulado por Europa. Todos critican la situación española pero los especuladores europeos compran deuda española, al 7%, y las empresas, sobre todas las empresas públicas, que tiran con pólvora del Rey, quieren aprovechar el desastre de las bolsa española para hacerse con compañías estratégicas españolas.

Lo peor, mientras los durísimos ajustes de Mariano Rajoy, destinados a aliviar el peso de la deuda provocaban estallidos de todos los sectores sociales, la prima de riesgo subía.

Y el asunto no terminaba ahí: cinco países europeos ya tenían deuda en rentabilidad negativa. Increíble pero cierto. El problema ya no es que Europa no crea en España. Eso poco importa, dado que Europa se ha negado a ayudar a España comprando deuda –la única ayuda real- e incluso el cínico de Mario Draghi (en la imagen, junto a Mariano Rajoy) se atreve a decir que el varapalo fiscal a los españoles "merece reconocimiento". Eso sí, sin comprar el bono español en el mercado secundario.

Y en el entretanto, con la bolsa de Madrid en caída libre, las compañías estratégicas españolas se han colocado en el punto de mira de las empresas europeas. Compañías como Iberdrola o Repsol resultan especialmente apetecibles en el momento presente, cuando valen menos de la mitad que a comienzos de la crisis.

Eulogio López

[email protected]