En total, de las 7,3 millones de pernoctaciones extrahoteleras ( 4,4%), casi 2,4 millones corresponden a españoles

Parece que el turismo nacional se anima, pues las pernoctaciones de los residentes han aumentado un 15,8% en mayo, respecto a hace un año. Mientras que las de extranjeros bajaron un 0,3%, según las Encuestas de ocupación en alojamientos turísticos extrahoteleros, publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De esta manera, las pernoctaciones extrahoteleras alcanzaron los 7,3 millones, un 4,4% más que en mayo de 2013, tras dispararse en abril un 35,1% por la Semana Santa. Del total, casi 2,4 millones correspondieron a residentes y casi cinco millones a no residentes, la mayoría procedentes de la Unión Europea (UE). Aunque la estancia media bajó hasta las 4,7 pernoctaciones por viajero.

En lo que va de año las pernoctaciones han repuntado un 6,9%, respecto al mismo periodo del año pasado. Esto supone una muestra más del buen comportamiento que sigue teniendo el sector turístico.

Las estancias en apartamentos turísticos crecieron un 2,5% -las de residentes un 5,9% y las de no residentes un 1,7%-, a pesar de que se encarecieron un 3,7%. Además se ocuparon el 31% de las plazas ofertadas, un 2,4% más que en mayo de 2013.

Respecto a las de no residentes, que representan el 80,1% del total, Reino Unido fue el principal emisor (1,6 millones de pernoctaciones), seguido de Alemania (611.962). El destino preferido fue Canarias, que superó los 1,8 millones de estancias ( 2%) y Madrid tuvo el mayor grado de ocupación (60,7%) en el mes que tienen lugar su fiesta regional (2 de mayo) y local (día 15, San Isidro).

En los campings también aumentaron las pernoctaciones, en concreto un 6,3%, pues las de residentes subieron un 23,3% y las de no residentes bajaron un 6,5%, además sus precios cayeron un 1,2%. La ocupación creció un 30,3%, un 3% más que hace un año. Las de extranjeros supusieron el 50,2% del total y Países Bajos fue el principal emisor, con el 27,8%. Cataluña se convirtió en el destino preferido con más de un millón de pernoctaciones y La Rioja lideró la ocupación, con el 58,1% de las plazas ofertadas.

En cuanto a los alojamientos de turismo rural, las estancias repuntaron un 14,6%, y sus precios, un 1,3%, respecto a mayo de 2013. Las pernoctaciones de residentes se incrementaron un 23,8%, mientras que las de no residentes cayeron un 3,1%. La ocupación (12,4%) subió un 13,3%. Castilla y León fue el destino preferido con 106.613 estancias (-16,5%) y Baleares logró el mayor grado de ocupación (44,2%).

Cristina Martín

[email protected]