• Financiación, no donación. Lo cierto es que Rajoy parece entregado a Merkel.
  • Justo el mismo día en el que Guindos hablaba de un rescate bancario, no soberano, de no más de 60.000 millones de euros.
  • Sería, además, un rescate en las peores condiciones: préstamos para comprar deuda española… con una prima de riesgo disparada.
  • Alemania ha paralizado la compra de deuda por el BCE y ha colocado a España al borde del precipicio. Haremos lo que Berlín ordene.
  • Pero Rajoy ni se plantea salirse del euro.

Entre los intermediarios financieros no se habla de otra cosa: España será rescatada. Y lo que es peor: ya hay gente en Economía trabajando en las cifras. De entrada se habla de un rescate –nada de donaciones, créditos- de hasta 150.000 millones de euros. Créditos para aliviar la deuda española, cuando lo cierto es que la canciller alemana se ha negado a que el Banco Central Europeo -que cada vez es más el banco central germano- compre deuda española, lo que habría aliviado la presión de los especuladores contra España (por cierto, el primer inversor institucional en deuda española es la banca y los fondos alemanes).

El caso es que Berlín ha colocado a España al borde del abismo y ahora se dispone a colonizarla. Mantienen los teutones la contradicción de una sola máquina de hacer dinero -el BCE, que ellos controlan- y 17 tesoros emitiendo deuda a tipos bien dispares.

Pero lo peor es que Mariano Rajoy en lugar de rebelarse y salirse del euro, insiste en castigar a los españoles y beneficiar a los alemanes, una especie de Síndrome de Estocolmo con los nuevos amos de Europa, lo que ya se conoce como el IV Reich. Reich financiero, mucho más eficaz que el militar. Por no salirnos del euro, estamos obligados a hacer lo que Alemania ordene. Y lo peor es que los españoles ya no pueden soportar más ajustes que, además, no han provocado crecimiento económico.

Eulogio López

[email protected]