Interesante exclusiva la que publica Expansión sobre una sentencia judicial que afecta a la inmobiliaria Gedeco Avantis.

Un juez obliga a los directivos de la misma a devolver los 634.000 euros de salario anual, retribución que considera "abusiva", pues se percibió justo en el momento en el que la empresa, en pésima situación económica, se disponía a despedir a la mitad de la plantilla.

Hombre, a lo mejor esto anima, porque, como ya hemos informado en Hispanidad, la nueva normativa sobre salarios de empresas cotizadas (Ley de Economía Sostenible) sigue siendo una coña, que obliga a las empresas a informar a los accionistas sobre cuánto cobran sus directivos, es decir, sus empelados, pero sin darles la posibilidad de decidir sobre los salarios. Vamos que pueden rasgarse las vestiduras y chillar en la Junta: total, para el que caso que se les va a hacer.

La directiva europea aconseja que los salarios de los directivos estén relacionados con la situación de la compañía. Pero no dice quién debe aprobar esos salarios, por lo que son los directivos quienes deciden sus propias retribuciones.

A lo mejor, el hecho de que un juez haya dicho lo que ha dicho ayuda un poco a que el Gobierno que es quien tiene que desarrollar la LES y la propia Directiva, se aplique un poquito más para captar el espíritu de la directiva y no la letra mojada de la LES.

Eulogio López

[email protected]