• Aunque el Banco de España asegura que las pérdidas serán menores en las otras entidades nacionalizadas: no están tan mal como BV.
  • La bolsa de preferentistas alcanzó los 30.000 millones de euros, de los que 5.000 millones corresponden a las nacionalizadas.
  • Arturo Torró, empresario y alcalde de Gandía (PP), invirtió 22,6 millones de euros en preferentes de Bankia: este martes se ha declarado en concurso de acreedores.

El Fondo de Reestructuración Ordenadas Bancaria (FROB) ha anunciado que los tenedores de preferentes del Banco de Valencia (BV) tendrán que perder entre el 85% y el 90% de lo invertido. Concretamente, las pérdidas serán del 85% para la deuda subordinada y del 90% para las preferentes.

Sin duda, con esta decisión, el FROB marca el camino para el resto de entidades nacionalizadas, aunque el Banco de España ya avisó en su momento que el caso de BV era distinto. Sus cuentas estaban especialmente mal. Así, el órgano supervisor que dirige Luis María Linde (en la imagen) aplicará una quita cercana al 40%, aunque ha advertido que, como ha sucedido con BV, cada caso es distinto.

En total, la bolsa de preferentistas alcanza los 30.000 millones de euros. De esos, unos 5.000 millones corresponden a las entidades nacionalizadas, entre las que está Bankia, que soporta unos 3.125 millones de esos 5.000.

Precisamente, este martes hemos conocido que el empresario y alcalde de Gandía, Arturo Torró, se ha declarado en concurso de acreedores. La historia se remonta a 2008 y 2009, cuando Torró invirtió hasta 22,6 millones de euros en deuda subordinada de Bankia con la esperanza de multiplicar esa cantidad por cuatro. Ahora, el empresario acusa a la entidad de "negligencia": según él, le ha provocado una merma de ingresos del 51% en la inversión.

Con la presentación voluntaria del concurso de acreedores, Torró pretende que sea un árbitro quien negocie con Bankia esa pérdida de ingresos.

Pablo Ferrer

[email protected]