• O sea, todo lo que exigía. Pero Soraya asegura que han conseguido abaratar el coste. En efecto, el coste para ella.
  • Lo pagará Enagás y luego lo cargará a las compañías. Y éstas lo repercutirán a sus clientes. ¡Pagad todos a Florentino!
  • Proyecto de ley de Fomento de  financiación empresarial: el 'crowdfunding' o bolsa por Internet: ¡que no nos pase nada!
  • El problema no es que el 'crowdfunding' fracase sino que triunfe: la burbuja que podemos crear ahí dejaría chica a las de la 'subprime'.
  • Sería una burbuja exponencial, como todo lo que viene de Internet.
  • ¿Quién controlará la banca por Internet ¿El banco central mundial No existe pero cuando exista huiré a la jungla.
  • Se me olvidaba. Ha dicho Soraya que lo de Artur Mas es ilegal.

Consejo de Ministros del 3 de octubre. Florentino Pérez -¡oh capitán, mi capitán!- ha vuelto a pitorrearse del Gobierno y, de paso, de todos los españoles. Su influencia no conoce límites y siempre se concreta en dinero para su faltriquera. Paraliza la reforma de los derechos de fútbol porque el Ejecutivo no le da lo que pide. Presume de tener en su mano el concurso para la recogida de basuras en la periferia de Madrid antes de fallarse, a pesar del brete en el que coloca al PP en vísperas de elecciones municipales. Y ahora ha conseguido que el PP le devuelva todo lo que le exigió como indemnización por la chapuza del almacén de gas Castor, hibernado en la costa de Castellón: 1.300 millones de euros. Dice que los abogados entierran a sus víctimas, pero Florentino ya la tenía enterrado y había cobrado el sepelio. ¡Qué grande sos vos, Florentino 'oh capitán, mi capitán!

Pero no se preocupen: asegura la vicepresidenta primera del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que han conseguido una rebaja imponente: resulta que pagará Enagas y, entonces, la empresa parapública se lo cargará a las empresas gasistas, quienes, naturalmente, lo repercutirán en los clientes. No me extraña que ¡Oh capitán mi capitán! presuma de que controlar a todos los ministros, pero, sobre todo, a la 'número dos' del Ejecutivo, doña Soraya. Nunca olviden esto: cuando Florentino cobra es porque usted ha pagado antes… y con el visto bueno del Gobierno.

El Consejo de Ministros también ha aprobado el proyecto de Ley de Fomento de la Financiación Empresarial. Objetivo: que las empresas no dependan tanto de los bancos para financiarse. Lo ideal es que ninguna empresa dependa de ningún banco ni en un euro, sino de sus fondos propios, pero me temo que a estas alturas de la historia económica del mundo ese ideal puede darse por muerto para dos generaciones: las que tardaremos en pagar lo que debemos… si acaso.

Un detalle. En España el 100% de financiación de las pymes es bancaria, así como el 70% de la gran empresa. En otros países va por otras vías: emisiones de deuda, ante todo.

Pues bien, el proyecto obliga a la banca a justificar por qué abandona a una empresa y, sobre todo, queda obligada por esta norma a ofrecer al cliente despedido un certificado de buena conducta, algo parecido a las recomendaciones de las antiguas chicas del servicio. Ya saben, las buenas referencias para que se vayan a otra entidad… pero que se larguen.

Más novedoso, y más peligroso, es el 'crowdfunding', horrísono anglicismo que deberemos traducir como el banco por internet. O mejor: bolsa por Internet. Plataforma de la red que pone en contacto a quien presta dinero con el que lo solicita.

Preguntas sin respuesta para el nuevo mercado financiero virtual: ¿quién controla la gestión del riesgo ¿Quién controla, sobre todo, la morosidad Esta moda anglosajona trata de suprimir al intermediario bancario. Es cierto que el tal intermediario se ha puesto un poco pelma y ha provocado muchos dolores de cabeza pero al menos está más vigilado.

El otro invento 'made in USA' de Luis de Guindos es el de las titulizaciones, que también se regulan en esta norma.

Lo cierto es que los gigantes de Internet -los Google- quieren ser bancos, o sea, bolsas de valores, que los 'top ten' son alérgicos al riesgo, y están dispuestos a dar la batalla. Los bancos pueden responder subiéndose al carro o esperando que no funcione. Y el problema no es que el 'crowdfunding' fracase sino que triunfe. Porque la burbuja que podemos crear ahí dejaría chica a las de la 'subprime'. Sería una burbuja exponencial, como todo lo que viene de Internet. 

Probablemente, el 'crowdfunding' sea un avance, pero mucho me temo que no va a disminuir el carácter especulativo de los mercados financieros, verdadero cáncer de la economía actual. Lo único que se va a reducir son los gastos laborales. Y ahí sí pueden hundir a los bancos tradicionales. ¡Ah! Y la pregunta más importante: ¿quién controla a los 'top ten' ¿El banco central mundial No existe nada de eso, y, si existiera, entonces sí que me refugio en la jungla.

Más la nueva norma de fomento de la financiación. Titulizaciones para pymes. A De Guindos, ya desde sus tiempos de Lehman Brothers, le encantan las titulizaciones, que no dejan de ser la quintaesencia de la especulación financiera. ¿Especulación con la pequeña propiedad empresarial Ya me temo quién pagará los platos rotos.

El Consejo de ministro también dio de sí para otras cuestiones relevantes. Por ejemplo, para Cataluña. No se lo van a creer pero la vicepresidenta asegura que el convocatoria de Artur Mas es ilegal. No les digo más.

Eulogio López

[email protected]