• Este lunes, el Tribunal Constitucional avaló la asistencia sanitaria gratuita a los 'sin papeles'.
  • La iglesia también destaca "la insuficiencia" del nuevo Reglamento de funcionamiento y régimen interior de los Centros de Estancia Controlada de Extranjeros.
  • Y subraya que el actual Anteproyecto de Reforma del Código penal "deja en manos del Fiscal el perseguir o no el delito de ayudar a una persona que se encuentre en situación administrativa irregular, cuando concurran razones humanitarias".
  • La acción caritativa y social de la Iglesia católica avisa de que las últimas medidas legislativas limitan el acceso de los inmigrantes a los derechos fundamentales. Eso sí: Benedicto XVI dice que los inmigrantes deben respetar "los valores" del país que les acoge.
La acción caritativa y social de la Iglesia católica en España, Cáritas, en el Día Internacional del Migrante, que se celebra este martes, 18 de diciembre, ha emitido un comunicado en el que destaca que "quiere unir su voz a las de los millones de personas que por diversas circunstancias abandonan sus hogares, su familia y su país de origen en busca de una posibilidad de futuro", al tiempo que alerta "que ser migrante hoy constituye para millones de personas en todo el mundo un factor de especial vulnerabilidad".

Como señalaba Juan Pablo II -recuerda Cáritas-, "los Estados, por lo general, tienden a intervenir mediante el endurecimiento de las leyes sobre los emigrantes y el fortalecimiento de los sistemas de control de las fronteras. Las migraciones pierden, así la dimensión de desarrollo económico, social y cultural que poseen históricamente (Mensaje para la Jornada Mundial de las Migraciones 1996, n.1)".

Según Cáritas, en España, "las últimas medidas legislativas limitan el acceso de los inmigrantes a los derechos fundamentales y los colocan en situación de mayor vulnerabilidad". De forma concreta, se refiere a la exclusión del sistema sanitario de las personas migrantes en situación irregular como consecuencia del Real Decreto Ley 16/2012 de 20 de abril. "Se trata de una medida injustificada, que supone un sufrimiento añadido a un colectivo especialmente vulnerable y muy presente en la acción diaria de Cáritas. No olvidemos que el incremento de la irregularidad sobrevenida por la falta de empleo y la dificultad en la renovación de autorizaciones o de acceso al arraigo hace que el colectivo de personas en esta situación crezca cada día", apunta.

Además, Cáritas destaca "la insuficiencia del nuevo Anteproyecto de Real Decreto por el que se aprueba el Reglamento de funcionamiento y régimen interior de los Centros de Estancia Controlada de Extranjeros". Además de marcar apenas diferencias con los actuales 'Centros de Internamiento', ambos recursos "seguirán siendo espacios donde se restrinja el acceso a derechos humanos básicos, al mantenerse una práctica de internamiento para infracciones administrativas que proyecta una imagen social que estigmatiza y criminaliza la inmigración, con medidas duras e insensibles con la realidad de estas personas", advierte la Iglesia.

La institución también llama la atención sobre el hecho de que el actual Anteproyecto de Reforma del Código penal "deja en manos del Fiscal el perseguir o no, dependiendo de su valoración, el delito de ayudar a una persona que se encuentre en situación administrativa irregular, cuando concurran razones humanitarias".

Benedicto XVI marcó el camino recientemente cuando, con motivo de la 99 Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, que se celebrará el próximo 13 de enero de 2013, afirmó: "Es cierto que cada Estado tiene el derecho de regular los flujos migratorios y adoptar medidas políticas dictadas por las exigencias generales del bien común, pero siempre garantizando el respeto de la dignidad de toda persona humana". Pero añadió: "El camino de la integración incluye derechos y deberes, atención y cuidado a los emigrantes para que tengan una vida digna, pero también atención por parte de los emigrantes hacia los valores que ofrece la sociedad en la que se insertan".

A todo ello se une que ayer, el Tribunal Constitucional avaló la decisión del País Vasco de garantizar la atención sanitaria pública y gratuita a los inmigrantes en situación de irregularidad en España y por tanto la asistencia universal, al entender que la desprotección de este colectivo repercute en su salud individual y tiene además implicaciones en la del conjunto de la sociedad. Según el Alto Tribunal, las autoridades "deben prevenir la propagación de determinadas enfermedades infecto-contagiosas" y "evitar riesgos de tipo sanitario". Por lo tanto, permite al Gobierno vasco seguir expediendo tarjetas sanitarias a los 'sin papeles' de acuerdo a unos "criterios mínimos" de empadronamiento y arraigo. Fuentes del Ministerio de Sanidad señalaron que se acatará la resolución judicial.

Andalucía, Asturias y Cataluña no han retirado la tarjeta sanitaria a los inmigrantes sin papeles. En Castilla-León, Comunidad Valenciana, Galicia y Navarra las autoridades tratan de ofrecer asistencia a través de otras fórmulas administrativas.

España siempre se ha caracterizado por la generosidad de su gente, de los españoles. Numerosos datos así lo avalan (somos el país líder en donación de órganos, trasplantes, etc). El Gobierno debe rectificar en este punto. Aunque, a la vez, acometer la reforma de la sanidad para que sea más eficiente.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]