En las autopistas italianas tiene una plusvalía de 240 millones de euros y en las portuguesas una minusvalía de 120 millones de euros

En el encuentro navideño de Abertis con los periodistas en Barcelona, el consejero delegado de la compañía, Francisco Reynés, señaló como posibles focos de desinversión las autopistas en Italia (Atlantia) y Portugal (Brisa). El mensaje fue tomado casi como una venta inminente, pero fuentes de Abertis señalan a Hispanidad que no hay prisa por deshacerse de estos activos.

El principal motivo para tomarse el asunto con calma son las minusvalías. La compañía presidida por Salvador Alemany cuenta con una minusvalía de 120 millones de euros en Brisa, donde cuenta con un 15% de las acciones, que podría compensarse con los 240 millones de plusvalía de Atlantia, en la que posee el 6,7%. Sin embargo, Abertis prefiere esperar a que el precio de Brisa sea el adecuado.

Ciertamente, Abertis no se encuentra en una situación acuciante de deuda. En los tiempos que corren su deuda de 14.500 millones no resulta nada escandalosa, pese a que su capitalización ronda los 10.000 millones de euros. Según Reynés, en previsión de una posible subida de tipos, Abertis tiene su deuda a plazo fijo.

Mariano Tomás

[email protected]