Se trata del cuarto crecimiento anual consecutivo y el mayor desde 2008. La compraventa de viviendas creció un 14,6% en 2017 respecto al año anterior, hasta un total de 464.423 operaciones, según informó este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE). Tanto el mercado de segunda mano como el de vivienda nueva han sido los impulsores de este crecimiento anual, el cuarto consecutivo después de que la compraventa de viviendas subiera un 2% en 2014, un 11,5% en 2015 y un 14% en 2016. El aumento de 2017 es la mayor cifra desde el ejercicio 2008. En el periodo de crisis, los peores años para las transacciones de vivienda fueron 2009 y 2008, en los que estas operaciones se desplomaron un 25,1% y un 28,8%, respectivamente. En 2012 y 2011, aún se registraban descensos de dos dígitos (-11,5% y -18,1%), mientras que en 2013 la caída se moderó hasta el 1,9% por el fin de los beneficios fiscales para la adquisición de vivienda. El repunte de la compraventa de viviendas en 2017 se ha debido al crecimiento experimentado en las operaciones sobre pisos de segunda mano, que se dispararon un 15,4%, hasta 381.163 transacciones, su cifra más alta desde 2007, y también a las operaciones sobre viviendas nuevas, que se incrementaron un 10,8% el año pasado, hasta sumar 83.260, su volumen más alto desde 2014. Andrés Velázquez [email protected]