• Encima, acusa a la oposición de "golpe de Estado continuado". Y para provocar nombra Defensora del Pueblo a la jueza que emitió la sentencia contra Leopoldo López.
  • Pero ya no cuela: dos de los más influyentes ex ministros del fallecido Hugo Chávez aseguraron que el país vive "una verdadera catástrofe" económica y que el oficialismo (el chavismo) es el responsable de la derrota en las elecciones.
  • Un obispo exige a Maduro que no use argucias para socavar el poder del nuevo Parlamento.
La verdad es que las reacciones del presidente de Venezuela Nicolás Maduro (en la imagen) tras perder las elecciones legislativas del domingo 6 de diciembre de 2015 por mayoría de dos tercios de la oposición le están retratando como persona y como gobernante: vengativo, pendenciero, soberbio. Maduro dijo textualmente, en una alocución televisada en el canal público VTV: "Yo quería construir 500.000 viviendas en Venezuela el próximo año... Ahora lo estoy dudando, no porque no pueda construirlas, yo puedo construirlas, sino porque te pedí tu apoyo y no me lo diste", recoge El Economista. No solo amenaza al sufrido pueblo venezolano, sino que acusa a la oposición -que le ganó brillantemente las elecciones- de ¡golpe de Estado!:  "Esa derecha (en alusión a la oposición) solo se prepara para mantener su modelo de desestabilización y golpe (de Estado) continuado, utilizando la Constitución", recoge Infobae. Y encima, para provocar, la Asamblea Nacional de Venezuela, controlada todavía por el chavismo, designó como Defensora del Pueblo a Susana Barreiros, la misma juez que encarceló al opositor Leopoldo López, informa Reuters. Pero la verdad es que la credibilidad de Maduro está cada vez más por los suelos. Sin ir más lejos, dos de los más influyentes ex ministros del fallecido Hugo Chávez (1999-2013), Jorge Giordani y Héctor Navarro, aseguraron el miércoles que el país vive "una verdadera catástrofe" económica y que el oficialismo (es decir, el chavismo) es el responsable de la derrota en las elecciones. La Iglesia también le pide juego limpio a Maduro. El expresidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), Mons. Ovidio Pérez, llamó al gobierno de Nicolás Maduro a no usar argucias para socavar el poder de la nueva Asamblea Nacional, sino lograr acuerdos con la oposición "para sacar adelante este país", porque la población ha votado por cambios políticos y económicos, y no por un proyecto ideológico marxista que ya ha fracasado, en declaraciones a ACI Prensa. Andrés Velázquez [email protected]