• La formación de Pablo Iglesias mostró su peor cara: odio político por encima del respeto a la memoria y dignidad humana de un fallecido.
  • El portavoz de Compromís, Joan Baldoví, se desmarcó de Podemos: "Hay que separar la vertiente política de la personal".
  • Para Antonio Hernando (PSOE), "en la vida y en la política "hay que saber comportarse".
  • Patxi López lo tilda de "bajeza moral" y para Eduardo Madina, "si este país discute, si hay o no que respetar la muerte, tiene un problema más grave de lo que pensaba".
  • Juan Carlos Girauta (Ciudadanos): guardar un minuto de silencio no es "un homenaje político", sino "una muestra de respeto".
  • Desde ERC, Gabriel Rufián señala que ante la muerte de una persona "sólo puedes sumarte al duelo".
  • El excoordinador de IU, Gaspar Llamazares, también afea a Podemos: "La crítica no puede estar reñida con la humanidad".
  • Mariano Rajoy asiste este jueves en Valencia a la misa funeral, como amigo personal, no como político.
El presidente del Gobierno y del Partido Popular, Mariano Rajoy, asistirá este jueves en Valencia a la misa funeral por la exalcadesa de la ciudad y exsenadora del PP Rita Barberá, fallecida este miércoles a causa de un infarto en Madrid, según recogen agencias. Tras conocerse el inesperado fallecimiento de Barberá este miércoles en Madrid, el jefe del Ejecutivo confesó sentirse "enormemente apenado" y, visiblemente emocionado, admitió que se le hace "muy duro" asimilar esta noticia. Los actos fúnebres están previstos para este jueves a las 16:00 horas en la ciudad natal de Rita Barberá. En un comunicado, la familia Barberá Nollà ha manifestado su deseo de que se celebren en la intimidad de familiares y allegados y ha subrayado la conveniencia de que instituciones públicas y partidos políticos no asistan a los mismos. Está previsto que la misa dé comienzo a las 16:15 horas y que la incineración tenga lugar en un acto íntimo a partir de las 17:00 horas. El Congreso guardó ayer miércoles un minuto de silencio por la muerte de Rita Barberá, momento en que los diputados de Unidos Podemos se ausentaron del Hemiciclo. El líder de Podemos, Pablo Iglesias, explicó que su formación no hace "homenajes políticos" a alguien "cuya trayectoria política está marcada por la corrupción". Y lo dijo sin que Barberá hubiese sido todavía juzgada ni condenada. En la misma línea, el coordinador general de IU, Alberto Garzón, defendió la decisión de su grupo porque el Congreso no está "para blanquear la vida de nadie". Por el contrario, los senadores del grupo Unidos Podemos sí se unieron al minuto de silencio en el homenaje a la exsenadora. Y el portavoz de Compromís, Joan Baldoví, también se desmarcó de la postura de Podemos en el Congreso y dijo que "hay que separar la vertiente política de la personal". En la misma línea, el resto de grupos políticos -obviamos las declaraciones del PP por obvias- señalaron que ayer Podemos mostró su peor cara, la del odio político por encima del respeto a la memoria de un fallecido. Pues no otra cosa es un minuto de silencio. Por ejemplo, el portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, dijo que "en la vida y en la política "hay que saber comportarse". Patxi López tildó de "bajeza moral" lo sucedido, mientras que Eduardo Madina señaló: "Si este país está discutiendo si hay o no que respetar la muerte, tiene un problema más grave de lo que pensaba". Juan Carlos Girauta, de Ciudadanos, dijo que guardar un minuto de silencio no es "un homenaje político", sino "una muestra de respeto". Desde ERC, Gabriel Rufián señaló que ante la muerte de una persona "sólo puedes sumarte al duelo". El excoordinador general de IU, Gaspar Llamazares, afeó a Podemos su ausencia. "La crítica no puede estar reñida con la humanidad", señaló. José Ángel Gutiérrez [email protected]