• El secretario General de la organización, Talib Rifai, asegura que los atentados de París no afectarán al turismo mundial.
  • Lo que sí van a provocar es un cambio de los controles.
  • La gente se mueve: el número de viajeros aumenta un 5% en 2014, hasta aproximadamente 1.100 millones de personas.
  • La OMT arremete contra los servicios colaborativos (compartir apartamento, coche…). Está claro que atentan contra el negocio turístico.
  • En 2015 se renuevan los Objetivos del Milenio, vigentes hasta 2030. Es decir, más aborto.

Pueden estar tranquilos: la sede de la Organización Mundial del Turismo (OMT) no se moverá de España. "Nunca jamás ocurrirá esto", ha asegurado este lunes Talib Rifai (en la imagen), secretario general de dicha organización durante un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Forum. "Francia puede querer ser la capital cultural del mundo, Roma puede decir lo que quiera, pero España es la capital mundial del turismo", ha afirmado este arquitecto jordano, máximo responsable de la OMT desde octubre de 2009.

Para Rifai, los últimos atentados de París no afectarán al turismo mundial porque el sector es "muy resistente y sólido, que aguanta bien estas dificultades". Eso sí, "los visitantes serán más cuidadosos y deberán ser más pacientes con los procedimientos de control”, ha afirmado. Es decir, prepárense para aguantar nuevas normas de vigilancia -más controles- en aeropuertos y estaciones de ferrocarril.

El secretario general de la OMT ha adelantado que el número de viajeros en el mundo aumentó en 2014 un 5%, hasta registrar los 1.100 millones. La cifra aún no es la oficial -se publicará en Fitur-, pero será muy parecida. La gente se mueve cada vez más, también a países en desarrollo, donde acude el 50% de esos viajeros, según la OMT.

Pero el turismo está amenazado, no por el terrorismo sino por las redes sociales y, más concretamente, por los servicios colaborativos (compartir alojamiento, coche, etc.), que "son una gran preocupación" según Rifai. Está claro que atentan contra el negocio turístico y es, por tanto, uno de los retos a los que la OMT se va a enfrentar durante 2015 "y más allá".

Pero no sólo de turismo vive Rifai (o sí). Según él, Naciones Unidas es indispensable en el mundo actual. "Si no existiera habría que inventarla", ha declarado. Es la única institución global que todo el mundo escucha, opina Rifai. El número uno de la OMT  ha explicado, además, que 2015 será un año muy importante porque se renuevan los Objetivos del Milenio (ODM) hasta 2030.

En este sentido, resulta relevante el informe "El camino hacia la dignidad para 2030: acabar con la pobreza y transformar vidas protegiendo el planeta", publicado por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. En definitiva, más de lo mismo: todavía somos demasiados, ergo hay que seguir con el aborto. No alimentemos al hambriento; acabemos con él. Y todavía hay personas que se preguntan hacia dónde va Occidente. Pues hacia la muerte. Eso sí, con el estómago lleno.

Pablo Ferrer

[email protected]