• El líder mundial arrocero y segundo fabricante mundial de pasta aumenta sus ventas un 16,1%, hasta los 2.642 millones.
  • Pero el Ebitda asciende a 314,7 millones ( 9,6%).
  • Su especialidad es el 'biproducto' (arroz y pasta), cuyas ventas suben un 13% y un 19%, hasta los 1.287,7 millones y los 1.224,5.
  • El beneficio se estanca en 2015, ya que desciende un 0,8%, hasta los 144,8 millones.
  • Y la deuda crece un 5%, situándose en 426,3 millones.
A la vista de los resultados de 2015 de Ebro Foods, no hay dudas de que se estrecha el margen. Por tanto, necesitó vender más con el objetivo de ganar más, aunque al final resultó que obtuvo menos que el año anterior. El líder mundial arrocero y segundo fabricante mundial de pasta aumentó sus ventas un 16,1%, hasta los 2.642 millones de euros. Pero el Ebitda ascendió sólo a 314,7 millones ( 9,6%). Es decir, el margen Ebitda fue del -5,6%. Como saben, el grupo que preside Antonio Hernández Callejas (en la imagen) está especializado en el 'biproducto' (arroz y pasta). En concreto, las ventas de arroz subieron un 13%, hasta los 1.287,7 millones, siendo un año excelente en este cereal, y las de pasta ascendieron a 1.224,5 millones ( 19%), aunque fue un año complicado para el trigo duro. El beneficio neto se estancó en 2015, ya que descendió un 0,8%, hasta los 144,8 millones. Esto se debió, en gran parte, a la ausencia del resultado financiero extraordinario que conllevó la venta de Deoleo. Y la deuda creció un 5%, situándose en 426,3 millones. Esto supone algo más de 20 millones respecto a 31 de diciembre de 2014, cuando la cifra era de 405,6 millones. Conviene subrayar que Ebro realizó en el 2015 diversas inversiones corporativas de carácter estratégico. Compró RiceSelect, con el fin de aumentar el premium de sus divisiones; también Roland Monterrat y por último, Celnat, con la que ha entrado por primera vez en el mercado de alimentación Bio y quiere seguir creciendo. Además, la compañía ha asegurado que "se han cumplido los objetivos" del Plan Estratégico 2013-2015. Y los accionistas se han visto recompensados, con el reparto de 250 millones en dividendos. Cristina Martín [email protected]