• La abogada Virginia Raggi (en la imagen), del Movimiento 5 Estrellas (M5S) –de corte populista- será la primera alcaldesa de Roma.
  • Y lo mismo ha ocurrido en Turín.
  • Hasta ahora el M5S gobernaba solo algunas ciudades más pequeñas, como Parma.
  • Así que el movimiento fundado por el cómico Beppe Grillo , fundado para acabar con la "vieja y privilegiada política", se configura como una verdadera alternativa en el país.
La abogada Virginia Raggi (en la imagen), del Movimiento 5 Estrellas (M5S) -de corte populista- será la primera alcaldesa de Roma al haber ganado la segunda vuelta de las elecciones con un 67,15% de los votos según los resultados oficiales anunciados este lunes. Esto supone una gran victoria para la formación de Beppe Grillo que arrebata la capital italiana al Partido Demócrata (PD) del primer ministro Matteo Renzi, informan agencias. Raggi ha descrito su triunfo como "la primera señal del profundo cambio" que está experimentando Italia. "Nuestro deber es poner a todos los romanos a trabajar por la ciudad (...) será duro, pero tenemos un programa de locura que hemos hecho con todos los ciudadanos", ha añadido la alcaldesa electa junto al fundador del M5S Beppe Grillo, que llegó a Roma para celebrar los resultados. "Esto es solo el inicio", ha asegurado Grillo en su blog tras conocer los resultados. En Turín, el M5S también ha dado la sorpresa con su candidata Chiara Appendino, que ha logrado imponerse a Piero Fassino, un histórico miembro del PD. Esta economista de 31 años ha conseguido el 54,56% de los votos, frente al 45% de Fassino, lo que supone un duro golpe para el primer ministro italiano que ve caer uno de los bastiones de la izquierda. Hasta ahora el M5S gobernaba solo algunas pequeñas ciudades como Parma, por lo que estas elecciones suponen un "histórico" triunfo. Así que el movimiento fundado por el cómico Beppe Grillo, fundado para acabar con la "vieja y privilegiada política", se configura como una verdadera alternativa en el país. La derrota en Roma supone otro varapalo para Renzi, aunque después de la primera vuelta ya se intuía el resultado. El fracaso para el Partido Demócrata pudo ser peor, pero finalmente ha logrado ganar en Milán por un ajustadísimo margen. Aunque el primer ministro ya había asegurado que en estas elecciones se votaban a los alcaldes y no al Gobierno, ahora tiene motivos para estar preocupado. Estos resultados pueden ser un espejo de lo que puede ocurrir ante el importante referéndum que el país celebrará en octubre. Los italianos tendrán que decidir sobre la gran reforma constitucional por la que ha luchado Renzi desde que se propuso como primer ministro al entonces Jefe de Estado, Giorgio Napolitano, en febrero de 2014, y que supone el final del bicameralismo perfecto con un Senado con representación regional y pocas funciones. En el caso de que los italianos no aprueben esta reforma, Renzi ya ha anunciado su dimisión. Andrés Velázquez [email protected]