• La plataforma de televisión por internet estará disponible a partir del 20 de octubre desde 7,99 euros al mes.
  • En nuestro país, Telefónica es el líder de la televisión de pago, con el 70% de cuota de mercado.
  • Vodafone España es la primera teleco que integrará Netflix en su TV.
  • Al final, la lucha entre las operadoras y las 'over the top' está en los derechos de emisión.
La llegada de Netflix a España, fechada para el próximo martes 20 de octubre, según ha manifestado este miércoles la compañía que dirige Reed Hastings (en la imagen), abre una nueva etapa en la lucha que mantienen las telecos y las 'over the top' (OTT). Hasta ahora, los operadores han acusado a los 'google' de utilizar su red sin ninguna contraprestación. Una infraestructura muy cara que las telecos se ven obligadas a compartir y gracias a la cual las OTT llevan a cabo sus negocios. En esa pugna desigual –el sector de las telecomunicaciones está muy regulado frente al de las OTT que apenas lo está- ahora entra un nuevo componente: la televisión de pago por internet. La oferta inicial de Netflix es, ciertamente, atractiva, aunque algo corta en contenidos. El plan 'básico' costará 7,99 euros al mes y permitirá una sola conexión en definición estándar. Si se requieren dos conexiones simultáneas y en alta definición, el precio aumenta hasta los 9,99 euros. Por su parte, el plan 'premium' incluye cuatro conexiones simultáneas en ultra HD 4K y su precio será de 11,99 euros mensuales. A esto hay que añadir el mes gratis para todos los nuevos suscriptores y el hecho de que no hay permanencia de ningún tipo, es decir, se puede cancelar la suscripción en cualquier momento. Sin duda, se trata de una oferta atractiva y que animará un mercado actualmente dominado por Telefónica. La compañía que preside César Alierta posee 3,5 millones de suscriptores de televisión de pago, el 70% de la cuota de mercado. Y su estrategia para el corto plazo consiste en aumentar ese porcentaje mediante la compra de contenidos como el fútbol. En definitiva, la televisión se ha convertido en la palanca fundamental del negocio para las grandes telecos. Y si no puedes luchar contra tu enemigo, únete a él. Es lo que ha hecho Vodafone España. La operadora que dirige Antonio Coimbra firmó a principios de septiembre un acuerdo con Netflix para integrar los contenidos de esta plataforma en su oferta de televisión. En cualquier caso, estamos hablando de una oferta televisiva más reducida de la que ofrece en Estados Unidos, donde Netflix cuenta con 40 millones de suscriptores. En todo el mundo, la cifra aumenta hasta los 62 millones. La oferta en España, eso sí, irá en aumento a medida que se asiente el negocio. De momento, se podrán ver series originales como Marvel-Daredevil, Sense8, Grace and Frankie, Unbreakable Kimmy Schmidt, Marco Polo, Club de Cuervos y Narcos, documentales, la serie documental Chef's Table y el primer largometraje original de la propia compañía, Beasts of No Nation. Más allá de estos títulos concretos, lo que queda claro es que, a partir de ahora, la pugna entre las telecos y los OTT está en los derechos de emisión. Pablo Ferrer [email protected]