• La entidad consigue casi la mitad del beneficio de los préstamos del BCE colocados después en deuda.
  • Ganó 109,2 millones, pero 46,5 de ellos por el resultado por operaciones financieras.
  • Laboral Kutxa redujo un 7% su el negocio típico y también sus provisiones, un 14,9%.

Laboral Kutxa, la entidad financiera 'abertzale' por excelencia, perteneciente a la Corporación Mondragón, alcanzó un beneficio neto consolidado en 2014 de 109,2 millones de euros, el 26,4% más que en 2013, según la información de la entidad. Con todo, de ese beneficio anual no se puede deducir que Laboral Kutxa esté entre los bancos -aunque sea un banco cooperativo- que brillan precisamente por su rentabilidad. Es solvente, pero no rentable. También está en esa cuerda Kutxabank, la entidad más solvente según los test de estrés del BCE, pero muy poco rentable. La cooperativa vasca ha salido en ocasiones a la palestra de la opinión pública por la detención de algunos de sus directivos por su presunta relación con el entorno financiero etarra para blanquear dinero. Ha sido, sobre todo, en causas llevadas por Garzón desde la Audiencia Nacional.

¿Dónde está la trampa de los beneficios de Laboral Kutxa?: en que casi la mitad de ellos provienen del resultado por operaciones financieras (ROF). En otras palabras, de la dichosa 'bicicleta financiera', que no es otra cosa que recurrir al BCE y colocar cómodamente el dinero prestado un tipo de interés muy bajo (por ejemplo a un 1%) en deuda (por ejemplo, al 3%). Ningún riesgo y rentabilidad asegurada. Por esa vía, Laboral Kutxa ha ganado 46,5 millones de euros; casi la mitad de los 109,2 millones de 2014.

Sin embargo el margen de intereses, que refleja el negocio típico bancario, baja un 7%, hasta 368,3 millones de euros. La entidad, de hecho, ha prestado un 5,65% menos que en 2013, 14.143 millones. En comisiones por gestionar fondos de inversión, que para un banco es un negocio sin riesgo, gana 103 millones ( 0,1%). Estas dos claves, junto al aumento del 900% de los beneficios por la 'bicicleta financiera', explica el aumento del 2,8 en el margen bruto.

Ha reducido mucho también, eso sí y es reseñable, la partida para provisiones. En concreto, un 14,9%, hasta 119 millones.

Rafael Esparza

[email protected]