• Este 2017 va a terminar casi con total seguridad como uno de los años más violentos desde que se tienen registros en México.
  • Hasta la fecha, se contabilizan algo más de 24.000 asesinatos en todo el país, una sangría que no se vivía desde los peores años de la guerra contra el narco.
Este 2017 va a terminar casi con total seguridad como uno de los años más violentos desde que se tienen registros en México. Hasta la fecha se contabilizan algo más de 24.000 asesinatos en todo el país, una sangría que no se vivía desde los peores años de la guerra contra el narco. Además, los primeros diez meses de 2017 muestran un repunte en el registro de robos violentos. Hasta el 1 de noviembre, las fiscalías de los 32 estados del país recibieron 191.752 denuncias por asaltos de todo tipo, robos a transeúntes y a transportistas, robos de vehículos, atracos a sucursales bancarias, robos en carretera... En todo 2016, fueron 171.420 denuncias. Esa violencia endémica del país azteca se ha cobrado una nueva víctima española. Se trata de Manuel Teixeira, al que la última vez que se le vio con vida fue el pasado 15 de diciembre. Había ido a Guanajuato a cerrar un acuerdo comercial, informa La Razón. El vehículo de Manuel apareció varado el pasado domingo en el kilómetro 9 de la autopista León-Comanjilla. Al acercarse, los policías observaron que salía sangre del maletero. Dentro encontraron el cuerpo de un varón "maniatado, con camisa a cuadros, sin pantalones y con un disparo en la cabeza". Este jueves, según ha desvelado la Fiscalía de Guanajuato, su hijo ha identificado el cuerpo como el de su padre. Manuel nació hace 65 años en Ourense pero llevaba más de 40 residiendo en México, en concreto en la ciudad de Guadalajara, desde donde dirigía su negocio. Como tantos otros emigrantes españoles invirtió en hostelería, y con bastante éxito, ya que era dueño de varios hoteles en la región. Su trabajo le obligaba a viajar con frecuencia, aunque este último traslado le terminó costando la vida. Hasta el mes de octubre, en Guanajuato se han abierto más de 1.000 carpetas de investigación por homicidio, un 38% más que el año 2016. Una drástica situación que el gobierno ha tratado de revertir con la aprobación de la polémica Ley de Seguridad Interior, la cual viene a legitimar la presencia militar en los lugares más conflictivos. Andrés Velázquez [email protected]