• El partido de Mariano Rajoy se abstuvo.
  • El exministro del Interior defendió, en 2007, la iniciativa legislativa popular en contra del matrimonio homosexual aprobado por Zapatero.
  • En cualquier caso, su voto en contra destaca la cobardía del PP, que se abstuvo a pesar de calificar la norma de "delirante, intervencionista y estigmatoria".
  • Por cierto, el colectivo LGTBI echa en cara a Maroto y a Levy que no votaran a favor, tal y como habían prometido durante el pasado Orgullo Gay celebrado en Madrid.
  • Íñigo Jesús Alli (UPN) también votó 'no' al texto homosexualista.
El voto en contra de Jorge Fernández Díaz (en la imagen) a la tramitación de la ley homosexualista de Podemos ha escenificado la cobardía del Partido Popular, que se abstuvo a pesar de calificar la norma de "delirante, intervencionista y estigmatoria". El exministro del Interior fue el único que mostró cierta coherencia. Recuerden que fue él el que defendió, en 2007, la iniciativa legislativa popular impulsada por el Foro de la Familia, para echar atrás el matrimonio homosexual aprobado por Zapatero. Al final, el Congreso rechazó tramitar la ILP. Oiga, don Mariano, si la norma LGTBI de Podemos es "delirante, intervencionista y estigmatoria", ¿por qué el PP no votó en contra, como Fernández Díaz? El partido del Gobierno intenta ahora salvar la situación asegurando que presentará una enmienda a la totalidad así como un texto alternativo. Por cierto, la actitud de los populares no ha gustado al colectivo LGTBI que han recordado la promesa realizada por Javier Maroto y Andrea Levy durante el pasado Orgullo Gay, celebrado en Madrid, de apoyar la norma cuando se presentase. Lo cierto es que el texto presentado el martes ha logrado precisamente eso, no sólo que cada partido se haya retratado, sino que lo haya hecho cada diputado. Dos hechos relevantes, si se pueden calificar así: el voto a favor de un partido tan liberal como Ciudadanos a un texto presentado por Podemos y que ataca directamente, entre otras, a la libertad de expresión, y la abstención del PP. Al final, la ley se va a tramitar gracias a los 202 votos a favor, incluidos los de Ciudadanos, y las 124 abstenciones del PP. Sólo dos diputados votaron en contra: el citado Fernández Díaz y el representante de UPN, Íñigo Alli. Pablo Ferrer [email protected]