• En los últimos días se han multiplicado los ataques con arma blanca de palestinos contra israelíes.
  • Pero el viernes un judío ha apuñalado a cuatro árabes.
  • Benjamín Netanyahu: "Israel enfrenta una ola de terrorismo no organizado".
Recordemos que 'Intifada' es el nombre popular de dos rebeliones de los palestinos de Cisjordania y la Franja de Gaza contra Israel. La Primera Intifada empezó en 1987 con la famosa "Guerra de las piedras". Las imágenes televisadas mostraban batallas callejeras entre palestinos y miembros de las Fuerzas de Defensa de Israel, en la que los palestinos atacaron con piedras y otros objetos al ejército de Israel, y este respondía con balas. Pues bien: parece que una jueva 'intifada' empieza a tomar cuerpo estos días en Israel, pero en vez de con piedras, con cuchilos, lo que sin duda supone un salto cualitativo en el grado de violencia.  En los últimos días se han multiplicado los ataques con arma blanca de palestinos contra israelíes. El jueves hubo cuatro apuñalamientos en Tel Aviv con siete personas heridas, un muerto y dos detenidos , informa Efe. El miércoles se produjeron otros tres ataques y el sábado pasado murieron dos israelíes y dos agresores palestinos. El 1 de octubre, además, una pareja de colonos fue asesinada cerca de Nablús. Pero el asunto adquiere mayor gravedad porque ha habido un judío que ha respondido 'con la misma moneda' este viernes apuñalando a cuatro ciudadanos árabe-israelíes en la localidad de Dimona, al sur del país, informan agencias. "Por el momento, hay cuatro heridos árabes en ataques con arma blanca con motivos aparentemente nacionalistas", ha señalado la portavoz policial, Luba Samri, en un comunicado. Todos los heridos son árabes de origen beduino. El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha reconocido que la ola de ataques no tiene una solución inmediata y solo cabe oponer una "determinación metódica" para acabar con ellos. "Enfrentamos una ola de terrorismo, llevada a cabo con cuchillos, cócteles Molotov, pedradas y disparos con armas de fuego. Se trata de acciones principalmente no organizadas, pero causadas por la desenfrenada y falaz incitación al odio de Hamas, la Autoridad Palestina, varios países vecinos (...), el Movimiento Islámico en Israel", declaró en rueda de prensa. Ante una situación de este tipo, "no se actúa de manera inmediata, recurriendo a una solución mágica", estimó Netanyahu."Pero con método y determinación, demostraremos que el terrorismo no paga", añadió. La actual ola de violencia, espoleada por las disputas sobre el uso de la Explanada de las Mezquitas, en Jerusalén, podría continuar este viernes, día de oración y cuando están previstos que se celebren funerales por algunos de los fallecidos. En previsión de incidentes, las fuerzas de seguridad israelíes mantienen una fuerte presencia en Jerusalén, sobre todo en la Ciudad Vieja y sus alrededores. La entrada a la Explanada está limitada a los varones mayores de 45 años y a mujeres de todas las edades. Andrés Velázquez [email protected]