• Resurrección que puede ser temporal.
  • En cualquier caso, la patrimonial la lleva él, junto a Juan Villar-Mir de Fuentes.
  • Temporal porque está imputado y porque los norteamericanos presionan para que abandone la Presidencia de Ferroglobe.
  • Todo esto indica que Juan Miguel Villar Mir apoya a su yerno aunque puede verse obligado a prescindir de él.
Vaya por delante que los Villar Mir no se acaban de fiar de los chicos de China State Costruction Engineering Corporation (CSCE), aunque lo cierto es que les han entregado la documentación necesaria para que estudien comprar la constructora. Y en eso están. El caso es que, como ya dijimos el lunes, la venta de OHL significa mucho más que la venta de una empresa. Es la gran sucesión, el paso de un padre gestor a unos hijos propietarios que controlarán Grupo Villar Mir, la sociedad de cartera que con participaciones en empresas como Ferroglobe, Fertiberia o Inmobiliaria Espacio. Y la persona que lleva la patrimonial, junto al presidente, Juan Miguel Villar Mir y al vicepresidente, su hijo Juan, es, precisamente, Javier López Madrid (en la imagen), que ejerce de consejero delegado, mientras que su esposa, Silvia Villar-Mir de Fuentes y el pequeño de la familia, Álvaro, figuran como vocales. Completa el organigrama la secretaria no consejera, María Cachero Ribes. En otras palabras, en un Grupo Villar Mir sin OHL, López Madrid tendría un papel destacado: presidente ejecutivo de la multinacional Ferroglobe  y consejero delegado de la sociedad patrimonial. Ahora bien, podría ser una resurrección temporal. No hay que olvidar que el yerno de Villar Mir está actualmente imputado en tres causas (Púnica, Lezo y acoso sexual a la doctora Pinto). Además, fue condenado por las tarjetas 'black' de Caja Madrid, tras lo cual el empresario devolvió todo el dinero. Las imputaciones de López Madrid mantienen ojo avizor a los socios norteamericanos en Ferroglobe -Globe Specialty Metals-, que poseen el 43% de la compañía. En el momento en el que exista alguna sentencia condenatoria, intensificarán sus presiones para que López Madrid abandone la empresa. Son conscientes de que no es sencillo echar al yerno del máximo accionista (Grupo Villar Mir controla el 57%), pero si fuera condenado… Recuerden que Ferroglobe cotiza en el Nasdaq. En cualquier caso, todo esto demuestra que Juan Miguel Villar Mir apoya a su yerno aunque puede verse obligado a prescindir de él. Ya ocurrió en mayo, cuando López Madrid abandonó el Consejo de OHL tras ser imputado en el caso Lezo. Pablo Ferrer [email protected]