• Gracias a su mayoría absoluta en la Cámara Alta puede retrasar leyes y también cerrar el paso, por ejemplo, a una reforma constitucional.
  • El popular Pío García Escudero fue reelegido ayer presidente del Senado.
En el Senado, el popular Pío García-Escudero fue reelegido presidente el pasado martes. El PP cedió al PSOE una de las dos vicepresidencias, que ocupará Joan Lerma, y posibilitó con sus votos que el PNV obtuviera una secretaría, que será ocupada por María Eugenia Iparragirre. Completa la mesa como vicepresidente primero: el popular Pedro Sanz. Las secretarías las completan: Luis Aznar y Mª Adelaida Pedrosa (PP) y Juan Carlos Raffo (PSOE). Unidos Podemos, la tercera fuerza de la Cámara, con 20 escaños, se queda fuera del órgano de gobierno. García-Escudero, apeló a la generosidad de los partidos para asegurar la estabilidad y apoyar un programa de reformas solucionando las disensiones y la "improrrogable situación de bloqueo" después de "siete meses perdidos". "No podemos permitirnos el lujo de derrochar más tiempo. Tenemos que legislar", indicó. En cualquier caso, el Senado es el arma del PP tanto en la anterior legislatura como en esta, pues tiene mayoría absoluta y gracias a ella puede retrasar leyes y también podría cerrar el paso, por ejemplo, a una reforma constitucional que no le gustase. Pues por el Senado debe pasar cualquier cambio de esa naturaleza. Y eso, tanto el PP como sus rivales políticos lo saben… José Ángel Gutiérrez [email protected]