• Más heridos entre los policías que entre los manifestantes.
  • Eso sí, los 'profesionales de la miseria' ya han empezado a galvanizar a las masas, al grito de crimen contra la humanidad.
  • Lo que no oculta las pésimas condiciones de vida en que viven algunos emigrantes ilegales: el fallecido llevaba 12 años en España seguía en la calle.
  • La Policía afirma que "algunos radicales" se "aprovecharon" de la muerte de un mantero senegalés.
  • Hay gente que aprovecha para de alguna manera radicalizarse y decir lo que piensa a través de esos hechos desagradables", ha apuntado el director general de la Policía, Germán López.
  • Agentes aseguran que el senegalés que falleció no huía de un control cuando sufrió el paro cardíaco.

Disturbios graves en el madrileño barrio de Lavapiés. Todo apunta a un montaje, no de los emigrantes, sino de radicales españoles que aprovecharon la muerte del fallecido, al parecer por causas naturales, pero que han servido para provocar incidentes callejeros graves en el centro de Madrid. Eso sí, los 'profesionales de la miseria' ya han empezado a galvanizar a las masas, al grito de crimen contra la humanidad. Y todo esto no oculta las pésimas condiciones de vida en que viven algunos emigrantes ilegales: el fallecido llevaba 12 años en España seguía en la calle. El director general de la Policía, Germán López Iglesias, ha dicho sobre los disturbios ocurridos entre el jueves y este viernes en el barrio de Lavapiés de Madrid tras la muerte de un mantero -tampoco está claro- senegalés, por los que fueron detenidos seis españoles y hay 20 heridos, que quizá algunos radicales "se pudieron aprovechar" de este suceso, recoge RTVE. "Son sucesos desagradables y en España no estamos acostumbrados a que se nos pueda revolver la gente en un momento determinado" de esta forma, ha comentado el director de la Policía tras inaugurar la I Jornada sobre Criptomonedas y Delitos Económicos organizada por la Policía Nacional. López Iglesias ha explicado que la Policía Nacional acudió a una llamada de la Policía Municipal, "ya cuando se habían iniciado algunos hechos que se produjeron a raíz de la muerte de un ciudadano senegalés". También ha confirmado que entre los seis detenidos hay un menor, y que los disturbios han provocado "bastantes daños en el mobiliario urbano" y que "han asaltado tres bancos en la plaza de Lavapiés". Respecto a las circunstancias de la muerte del senegalés ha dicho que "en principio lo que sabemos desde primeras horas de la noche y hasta ahora a primera hora de la mañana es que parece ser que ha sido un infarto que le dio al ir corriendo por la calle. "Seguramente ha sido una cosa fortuita pero a partir de ahí quizá se desproporciona la situación y hay gente que la aprovecha para de alguna manera radicalizarse y decir lo que piensa a través de esos hechos desagradables", ha apuntado. Ha recordado al respecto que "los detenidos son españoles que viven allí y tampoco podemos decir que han sido personas de fuera", y ha insistido: "Todo ha tenido un hecho inicial y no sé si alguno se ha aprovechado de ese suceso". Por otra parte, añade RTVE, agentes municipales aseguran en un atestado policial que el ciudadano senegalés que falleció el jueves en el barrio madrileño de Lavapiés no huía de un control cuando sufrió un paro cardíaco, sino que la operación contra el 'top manta' se desarrolló con anterioridad en la Puerta del Sol, lo que contrasta con la versión de vecinos y compatriotas. En concreto, según ABC, el senegalés que falleció anoche en Lavapiés no estaba ejerciendo el «top manta» cuando le llegó la muerte. Mmame Mbage iba caminando con un amigo por la calle del Oso, llegando a casa. Eran las 16.53 horas. El primero dijo que se encontraba mal, momento en el que se desplomó, informaron fuentes del caso. Los policías que atendieron al senegalés venían de entregar una notificación judicial en la zona de Embajadores cuando les pidieron ayuda y los agentes le practicaron una maniobra de reanimación cardiopulmonar hasta que llegaron los efectivos del Samur. Andrés Velázquez [email protected]