• Y lo peor es que el secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal, podría ceder.
  • Eso supondría otorgarle el 'supernegocio' a un Mediapro que ha fracasado con TotalChannel (Bein Sports).
  • Asociaciones de consumidores e internautas se quejan al Gobierno por el desastre de esta plataforma de televisión por Internet.
  • Reclaman que Industria exija al operador un servicio adecuado, tras las interrupciones y el mal servicio prestado.
El tema de los derechos del fútbol vuelve a estar en el candelero, pero ahora enfrenta nada más y nada menos que una amenaza de cacicada. El propietario de Mediapro, Jaume Roures, y el presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), Javier Tebas (ambos en la imagen) quieren que se subasten ya las tres próximas ligas (2016-17, 2017-18 y 2018-19). Un auténtico escándalo, teniendo en cuenta que estamos ante un Gobierno saliente. Recuerden que se han disuelto las Cortes y la cuenta atrás para el 20-D se va agotando. Pero lo peor de todo es que el secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal, podría ceder. Paradójicamente, el árbitro en todo este asunto se entiende bien tanto con el que vende los derechos (Tebas) como con quien los compra (Roures). Eso supondría otorgarle el 'supernegocio' a un Mediapro que ha fracasado con TotalChannel, la plataforma de televisión por Internet con la que retransmite la Champions a través del canal Bein Sports. En concreto, asociaciones de consumidores e internautas se han quejado al Gobierno por el desastre y reclaman que Industria exija al operador un servicio adecuado, tras "las interrupciones" y "el mal servicio prestado". Al hilo de los derechos del fútbol, conviene recordar que para la presente temporada de liga hubo finalmente un acuerdo. Mediapro se hizo con la retransmisión para el extranjero y prometió 400 millones de euros. Mientras, Telefónica se adjudicó la emisión y comercialización de los derechos para España por 600 millones. Pero el grupo de Roures también tiene los derechos de retransmisión de la Champions, donde las cosas no le van tan bien como le gustaría. Sin olvidar los fallos de TotalChannel, Mediapro ha colacado los derechos a Antena 3 TV, TV3, Vodafone y Orange, pero no ha conseguido que la teleco que preside César Alierta cediera, es decir, estuviera dispuesta a pagar la abultada cifra que pedían. Una desastrosa negociación que incluso ha provocado un distanciamiento entre Tacho Benet y Roures. Mariano Tomás [email protected]